Redacción Canal Abierto | Dirigente estudiantil secundario, delegado sindical, miembro fundador de la CGT de los Argentinos y de la CLATE, referente de ATE durante la recuperación del gremio en 1984,  diputado nacional, embajador argentino en el Vaticano. Estos son algunos de los pergaminos que ostenta Carlos Custer y que se encuentran en Apuntes de una vida, libro escrito junto al periodista Marcelo Paredes, que será presentado hoy a las 18 en la Sala Julio Cortázar de la Feria del Libro.

“Dios, mi familia que me ha acompañado, y sobre todo los compañeros y amigos de ATE me ayudaron a que pudiera tener una participación muy variada y diversa. Al acercarme a los 80 años, mis hijos me dijeron que les gustaría que pudiera poner en papel algunas de esas experiencias más fuertes”, cuenta Custer, refiriéndose a las motivaciones que lo llevaron a realizar un libro que recorre momentos significativos de la historia del país y del mundo.

A través de las páginas de Apuntes de una vida, aparecen situaciones que involucran a personajes como Yasser Arafat, Raimundo Ongaro, Juan Pablo II, Lula da Silva, Lech Walessa, Germán Abdala, Víctor De Gennaro, y Juan Domingo Perón.

“Ongaro había estado con Perón y no le había ido muy bien. Entonces le digo: perdone General, quiero hablarle de un temita y estoy muy comprometido con la CGT de los Argentinos. Usted sabe del liderazgo y la credibilidad que tiene Ongaro en un momento en que hay un sindicalismo bastante participacionista. Y Perón me responde: yo le tengo mucho aprecio a Ongaro y creo que la CGTA cumplió un rol muy importante. Cuando dijo cumplió me di cuenta que algo cambiaba. Entonces en un anotador trazó una raya hizo, un redondel grande y dijo: este es el poder militar con apoyatura política y financiera internacional. Y del otro lado de la raya marcó a todos los que se oponen a ese poder: sindicalistas, juventudes, académicos, empresarios, partidos menores. Ahí me dice: la estrategia es que nosotros tenemos que juntar todo eso, porque a un poder se le gana con igual o más poder. Y Ongaro me rompe los puentes con todos. No le gusta uno porque es conservador, el otro por un motivo aquel otro por otro. En vez de ayudarme me rompe los puntes. Y, usted sabe Custer, los buenos somos pocos”.

En la vida de Custer se encuentra el testimonio de las resistencias a las distintas dictaduras que aquejaron a Argentina durante el siglo pasado. Desde distintos espacios, el militante formó parte de organizaciones que las enfrentaron. “A partir del 76 el esfuerzo que hicimos en ATE para tomar distancia de una conducción oficial que iba a Ginebra, a la Conferencia Internacional del Trabajo. Eso era una manera indirecta de avalar el gobierno militar, porque estábamos en dictadura. Ahí tomamos distancia y fue el germen fundador Anusate, agrupación con la que logramos recuperar, con Víctor De Gennaro a la cabeza, el gremio en la elección del 84”, relata.

Además del testimonio de una vida de militancia, Custer plantea ideas de cara al futuro: “lo que tenemos que hacer es convocar a la unidad de los movimientos populares y progresistas, porque hay que cambiar la relación de fuerzas. No puede ser que el 5% de la sociedad termine decidiendo a espaldas del 95%. ¿Por qué pasa eso? Porque ese 95% tiene enormes dificultades para juntar sus propias fuerzas. Es lo que dijo Perón con la famosa rayita y el poder. Entonces, el único camino de los trabajadores es organizarse socialmente, sindicalmente, culturalmente, y tener expresión política que pueda cambiar esta relación de fuerzas”.

Entrevista completa:

Entrevista: Manuel Rodríguez

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas