Redacción Canal Abierto | La Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) acordó ayer un aumento del 28% escalonado: 4% en junio, 7% en julio, 7% en agosto de este año; y 5% en enero y 5% en febrero de 2020.

El incremento consensuado entre el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, y el titular del gremio y miembro de la conducción de la CGT, Andrés Rodríguez, se firmó pese al rechazo de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), que movilizó ayer en reclamo de una recomposición salarial del 65%.

El gremio conducido por Hugo Godoy no sólo denuncia esta nueva paritaria resuelta a espaldas de los laburantes, también cuestiona que “el Gobierno acuerde con su sindicato amigo, UPCN, sin hacer comparación de padrones y desconociendo a ATE como el gremio mayoritario”. Al respecto, cabe señalar que desde 1998 los distintos gobiernos evitaron dicho recuento de afiliados en beneficio de UPCN y en defensa de sus propios intereses.

En el marco de una fuerte pérdida salarial, crisis económica e inflación que se prevé rondará el 43% en 2019, el 28% en cuestión implicaría una merma del poder adquisitivo de entre un 15 y un 20%. Y si bien las partes consensuaron la incorporación de dos cláusulas de revisión para noviembre y marzo del próximo año, cuesta creer que el Gobierno vaya a sentarse a dialogar en plena campaña de un probable ballotage presidencial. En lo que concierne a 2020, todavía ni siquiera podría aventurarse quién será el interlocutor en la Rosada.

Con la venia de ayer, UPCN  se sumó al “Club del 28%” que hasta el momento integraba la UOM de Caló, los gastronómicos de Barrionuevo, el sindicato de la carne y el de estaciones de servicio (que encabeza Carlos Acuña, delfín de Barrionuevo y uno de los líderes de la CGT). Mientras que en las próximas horas se estima llegará la incorporación de uno de los gremios con más afiliados del país: Comercio, que conduce Armando Cavalieri.

En este último año de gestión macrista, el sindicalismo “amigable” juega a las escondidas: amenaza con mostrar los dientes y negocia a la baja. En paralelo, según el INDEC, la canasta básica total acumula un aumento interanual del 61,5% y la alimentaria un 66,1%.

 

Por una cabeza…

Que el gremio conducido por Andrés Rodríguez -más conocido en el mundo gremial por su excéntrica afición a la cría de caballos de raza que por defender derechos de empleados públicos- tiene buena sintonía con el gobierno de Mauricio Macri, no es desconocido por nadie. De hecho Rodríguez, oficialista de todos los oficialismos, fue uno de los que encabezó la estrategia para frenar la avanzada hacia un paro general de los sindicatos más disconformes con las políticas macristas.

Miembro de la Sociedad Rural y poco afecto a las cámaras y las revistas, el “Centauro” Rodríguez oficia de Gerente General de UPCN hace 29 años y desde 2015 asumió el rol de virtual director de la oficina de Recursos Humanos en el Estado de la gestión Cambiemos, firmando acuerdos a la baja, como siempre, que depreciaron el poder adquisitivo de los estatales sistemáticamente; y aceptando y hasta justificando despidos, como nunca. Por eso, más convendría pensar que el sindicato mayoritario es co-autor de la pretendida propuesta del vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra (en su rol de empleador), que un mero actor que aceptó complaciente la oferta de su patrón.

promoción

Nuestros temas