Redacción Canal Abierto | Por cuarta vez, los hipotecados con créditos UVA recibieron un anuncio gubernamental que promete aliviar su situación. Pero, como las tres anteriores no se cumplieron, sobran los motivos para la desconfianza.

“El presidente Macri y el ministro Frigerio anunciaron el congelamiento de cuotas por 4 meses para los hipotecados UVA. Denunciamos que es la cuarta vez que hace un anuncio sin haber firmado nada. Decirle cuatro veces a la gente que una medida ya se tomó hizo perder credibilidad. Exigimos que concrete alguna medida para que no siga vendiendo humo electoral”, exigieron desde Hipotecados UVA Autoconvocados, quienes calificaron a la decisión como un “parche”.

Es que la medida no sólo fue anunciada por Twitter y deja una incertidumbre importante sobre qué ocurrirá en 2020, sino que no contempla a todos los hipotecados, solo a viviendas menores a 140.000 UVAs.

“Lo único que hace esta medida es que el Estado cubra la diferencia. La cuota del crédito sigue aumentando, al capital adeudado también. Los UVAs no se congelaron”. (Federico Wahlberg, Hipotecados UVA Autoconvocados)

En diálogo con Canal Abierto, Federico Wahlberg, referente del espacio, explicó: “La gente está pensando ‘bueno, pero esta vez el Gobierno se la está jugando, y es un anuncio tan fuerte que seguramente va a concretarlo’, pero todavía firmado no hay nada”.

Por otro lado, advirtió que incluso si se cumple “el crédito, en realidad, no cambia”. “Lo único que hace esta medida es que el Estado cubra la diferencia. La cuota del crédito sigue aumentando, al capital adeudado también. Los UVAs no se congelaron”, sostuvo.

Los UVA son Unidades de Valor Adquisitivo, una unidad de medida creada por el Banco Central para –según afirmaba la propia entidad- fomentar el crédito hipotecario “y protegerte de la inflación”. De esta manera, la deuda de quienes contrajeron el crédito quedó fijada en UVAs que fluctúan de acuerdo al índice de precios, es decir a la inflación de la que dicen protegernos.

De acuerdo con el anuncio oficial, las cerca de 170.000 familias de todo el país que están afectadas por estos créditos, es decir cerca de medio millón de personas, sólo verán congeladas sus cuotas por cuatro meses, al cabo de los cuales –si la inflación no para, como se vislumbra- el capital se habrá indexado (será más que ahora) y sobre él se aplicará el interés.

“Estamos pidiendo que se congele el UVA y que sean los bancos los que se hagan cargo –agrega Wahlberg-. El Estado puede hacer lo que está haciendo ahora: compensar a los bancos por algún cambio en las reglas del juego. Pero nosotros queremos dejar en claro que acá los bancos ganaron y por lo tanto deberían ser ellos los que paguen”.

Los Hipotecados UVA Autoconvocados vienen reclamando desde abril que se declare el estado de emergencia y alegan que lo que hicieron los bancos y el Estado fue “publicidad engañosa”, ya que se prometieron cuotas estables. “En el marco del derecho del consumidor es algo judicialmente denunciable. Pero la solución tiene que venir por el lado de la política”, sentencia Wahlberg.

El lado oscuro de los créditos UVA

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas