Redacción Canal Abierto | Luego de dos conciliaciones obligatorias, dictadas por los ministerios de trabajo de Provincia y Nación, los sindicatos del ingenio Río Grande de Jujuy lanzaron 96 horas de paro que comenzaron el día de hoy y se completarán el martes y viernes de la semana que viene, y finalizarán el siguiente martes 8 de octubre, de no haber una respuesta antes a su reclamo paritario de incremento salarial del 31%.

La medida fue resuelta por los dos gremios que actúan en el ingenio, el Sindicato de Obreros del Azúcar, y el Centro de Empleados del Azúcar, cuyo secretario General, Ángel Ledesma, explica a Canal Abierto que “los dos ingenios más importantes de Salta y Jujuy, que son Ledesma y Tabacal, ya lograron sus acuerdos, falta el nuestro, y hay dos ingenios en los que habría que enfocar una mirada más profunda, que son La Esperanza de Jujuy y San Isidro de Salta, que han tenido una quiebra, hay gente que la está pasando muy mal, con salarios que ni siquiera entran en convenio laboral”.

El conflicto se da al mismo tiempo que el que se desenvuelve en Ledesma, en la localidad de Libertador General San Martín, donde un minúsculo grupo opositor al gremio mayoritario, en convivencia con el ministerio de Trabajo provincial, reclama la intervención del sindicato intentando desplazar a su titular Rafael Vargas.

 

En Río Grande la primera jornada de paro se desarrolló pacíficamente frente al portón principal de la empresa. Los camiones con la carga de cañas permanecen en la calle, sin ingresar.

“Es uno de los ingenios que mejor funcionan, pero después de muchos años de poder arreglar las cosas de otra manera llegamos al punto de tener que apelar a esta huelga”, explica Ledesma.

Y aclara: “Técnicamente a partir de abril estábamos en condiciones de negociar la paritaria porque nuestros acuerdos vencen en marzo, pero como la zafra empieza en junio es recién ahí cuando los gremios tenemos fuerza para poder negociar con los patrones, entonces ya nos comen dos meses de negociación”, completa.

Por su parte, Matías Brizuela, titular de la CTA Autónoma jujeña, cuenta para esta nota que “el 100% de los trabajadores de la empresa participaron de la asamblea que definió la medida de fuerza, los de la fábrica y los del campo”.

“La empresa pretendía que los paritarios sean los voceros del sindicato, pero la asamblea por unanimidad decidió que los paritarios son los referentes de los sindicato”, dice.

Además, advierte que la semana pasada se realizó en la provincia una reunión de la FAR (Federación Azucarera Regional) “en la que estuvimos junto a los secretarios generales nacionales de la CATA-A, Ricardo Peidro y Hugo “Cachorro” Godoy, donde discutimos este tema, y hoy nos llegó esta notificación en la que pretendían no dejar entrar a los trabajadores”.

También te puede interesar: Azucareros del norte: “Estamos en la antesala de un conflicto grave”

Por último, Brizuela asegura: “Acá en Jujuy todos estos conflictos están relacionados, como hicieron en ingenio La Esperanza, donde hace algunos años dejaron 600 trabajadores afuera del sector privado para pasarlos al Estado, con un sueldo mucho más bajo”.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas