Redacción Canal Abierto | Las cifras del INDEC sobre el primer semestre de 2019 aseguran que la pobreza alcanza al 35,4% de los habitantes del país (15,8 millones de personas), y la indigencia al 7,7% (más de 3,4 millones). En la infancia, la pobreza llega al 54,6% y prácticamente se duplicó en el último año. Pero, además, la distribución de tragedia social no es equitativa en todo el territorio nacional.

“Las provincias del norte argentino son las que tienen las tasas de pobreza más elevadas (el NEA y NOA), una parte importante de las cuales superan el 40% en pobreza. Las ocho provincias más pobres son Santiago del Estero, Chaco, Catamarca, Tucumán, Salta, Corrientes, Entre Ríos y Misiones en las que reside aproximadamente un millón de personas (con excepción de Catamarca) de las cuales casi medio millón son pobres”. Los datos son del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), elaborados a partir del último informe del organismo oficial.

Según el estudio, si bien la pobreza es más importante en relación a la población en el norte del país, las provincias donde se concentra el grueso de la población pobre –más del millón de personas- son Buenos Aires (6,8 millones, el 41,5% del total), Córdoba (1,4 millones, el 8,5%) y Santa Fe (1,4 millones, el 8%). Es decir, el 60% de la población más vulnerable reside en sólo tres provincias.

Más información: De “pobreza cero” a “hambre cero”, cuatro años retrocediendo a Fondo

Hay, también, un dato relevante asociado a la economía nacional que parece dar por tierra con la teoría del derrame. “Al bajo nivel de desarrollo estructural de las economías regionales agudizadas por la crisis vigente, se incorpora otro elemento de pauperización social vinculado al ordenamiento desigual sobre el que se organiza una de las zonas extractivas de país: el complejo sojero. Parte de las provincias más productivas en estos términos son justamente aquellas en las cuales el hambre afecta con mayor crudeza”, destaca el instituto coordinado por Claudio Lozano.

 

El Chaco y la Patagonia

En lo que refiere a la distribución de la población más pobre, sobresale el agravamiento de la situación de indigencia en Chaco “que a pesar de no revestir singular importancia en términos poblacionales, es la tercera jurisdicción, luego de Buenos Aires y Córdoba, que concentra la mayor cantidad de personas que pasan hambre en el país”.

Existe, además, un empeoramiento de la situación en las provincias patagónicas. De acuerdo con el IPyPP, Tierra del Fuego, Chubut y Río Negro aumentaron las tasas de pobreza en un 131%, 84,3% y 53,5%, respectivamente.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas