Por Gladys Stagno | En Puerta de Corral Quemado, Catamarca, el 27 de octubre sucedió lo previsible: Enrique Aybar, el intendente que encabezaba la lista de Juntos por el Cambio, gobierna el distrito desde 2011 y está procesado por violación fue reelecto por segunda vez.

De un padrón de 1219 personas, 772 apoyaron que Aybar siga al frente de los cinco pueblos que abarca su Municipio pese a tener cuatro denuncias por abuso sexual, una de las cuales le valió su procesamiento.

“Vamos a marchar este viernes 8 a las 18, en la plaza principal, hasta la Casa de Gobierno de la provincia. Tratamos de visibilizar cuál es el rol que juega el Estado en esta situación. Hay un ejercicio completamente abusivo de poder que hace Aybar, votos que son cooptados a través del uso de todo el aparato estatal, de todo el poder del que goza esta persona. Tanto para amedrentar como para ganarse la voluntad de manera coercitiva”, explica Ana Clara Barros, abogada y coordinadora de la Comisión de Género de la Cámara de Abogados y Abogadas de Catamarca.

La manifestación está impulsada por la Asamblea Ni Una Menos y más de veinte organizaciones que están apoyando a las denunciantes y sus familias, quienes han sufrido persecuciones de todo tipo. Entre ellas se cuentan quedarse sin trabajo, en un lugar donde la inmensa mayoría de la población trabaja para el Municipio.

“Hubo una declaración por parte del presidente de la UCR (Alejandro Páez, intendente de Andalgalá) que decía que era muy importante que sea la Justicia la que decida porque él estaba en contra de los abusos sexuales pero no podía decidir acerca de la vida personal de Aybar. Pero con la declaración de Páez, esto que es público, que tiene un carácter político, comienza de nuevo a desvirtuarse –analiza Barros-. Porque distintos representantes tienen discursos bastante convenientes sobre el tema de violencia de género, pero ante un caso particular como éste se sigue permitiendo que esta persona siga gobernando. Queremos que el espacio radical lo exponga y que el gobierno provincial tome cartas en el asunto, porque hay diferentes posibilidades de intervención de la comuna, de realizar una investigación, un juicio político. Y hasta ahora hubo un pacto de silencio”.

Vilma Chayle, dirigente de la UCR local que también acompañará la marcha, coincide: “Aybar es uno de los tantos intendentes que manejan los municipios de la misma forma, con el agravante de que este hombre es abusador. Y me refiero a hacer política de tipo feudal, con aprietes. Este tema se está tratando en el partido, pero está todo muy dividido. De otras fuerzas tampoco se han expedido, lo que demuestra que es un problema de todo el arco político. Y la gente que está representándonos debería gozar de una moral intachable”.

 

El juicio dilatado

Hasta el momento, Aybar jamás declaró. Dilata el juicio en el que está imputado por “abuso sexual agravado por ser encargado de la guarda” a través de distintas herramientas procesales y hace correr la voz en Puerta de Corral Quemado de que ya demostró su inocencia.

Llegó a juicio por el caso de Carla, el nombre ficticio con el que en este medio relatamos la historia de la joven que, allá por 2013, fue engañada por Aybar cuando tenía 15 años, aceptó ir con él a San Fernando del Valle de Catamarca para conseguir una beca de estudios y allí –según relató incansablemente- fue violada por quien había sido su maestro.

El debate debía comenzar el 3 de diciembre último, pero el acusado logró dilatarlo con un pedido de suspensión del juicio a prueba –más conocida como probation– y el ofrecimiento de una compensación económica a la denunciante.

Por la gravedad del hecho, la Cámara Penal 3 de la capital catamarqueña rechazó el pedido de la defensa y luego la Corte de Justicia de Catamarca no hizo lugar al recurso de casación que había presentado. Aún le queda la posibilidad de interponer un último recurso, extraordinario, cuyo plazo vence en breve. La Cámara Penal en tanto, debería ponerle una nueva fecha al juicio.

“Vamos a marchar para exigir que comience el juicio, para que tengamos la certeza de que este hombre va a ir preso”, sostiene Chayle.

 

Aprietes

En el marco de la convocatoria, las distintas organizaciones feministas que impulsan la marcha dieron a conocer un comunicado donde repudian un nuevo acto de intimidación, suponen, proviene del intendente.

“Tomamos conocimiento de la existencia de un flyer anónimo que circula por WhatsApp y Facebook con la imagen de una de nuestras compañeras con un cartel, en el que se pediría su expulsión del pueblo y acusándola de utilizar su trabajo como un medio político –explican-. Denunciamos que este hecho es parte de toda una campaña de persecución dirigida por Enrique Aybar, el actual (y reelecto, por Juntos por el Cambio) intendente de Puerta de Corral Quemado, departamento de Belén (Catamarca) imputado por abuso sexual, y su círculo íntimo para garantizar su impunidad”.

Y agrega: “Esta campaña ha sido dirigida en primer lugar hacia las sobrevivientes que han denunciado los abusos por parte del intendente, a familiares y vecinos que se solidarizaron -a quienes mantiene sometidos bajo amenazas con sus puestos laborales y fuentes de ingresos– y a las compañeras que vienen dando una lucha en el pueblo contra todos estos hechos. Ante esto decimos: ¡No nos van a callar! Seguiremos organizadas y en las calles hasta conseguir justicia. ¡Basta de impunidad! Exigimos la inmediata renuncia de Enrique Aybar”.

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas