Redacción Canal Abierto | Como sucedió con los de la actividad privada, los trabajadores del Estado nacional recibirán aumentos definidos por el gobierno. La medida, cuyo decreto se espera que sea firmado en el transcurso de esta semana, prevé un aumento de 3000 y otro de 1000 pesos. La diferencia está en los meses de aplicación: mientras que a los privados correrá en enero y febrero, para los estatales será en los sueldos de febrero y marzo.

Los aumentos no serán aplicables a todos los trabajadores estatales. Según se anunció desde fuentes del Ministerio de Trabajo, el beneficio se aplicará a la base de la pirámide, especulando con que el corte se haga en  aquellos trabajadores que ganen hasta 60.000 pesos mensuales. Al igual que con los aumentos a los privados, será a cuenta  de la paritaria 2020, cuya negociación se inicia en el mes de mayo, antes que venza la del año anterior.

Otro punto a destacar es que, al aplicarlo el Gobierno Nacional, sólo abarcará a quienes revisten en dependencias de esa órbita, quedando provincias y municipios a criterio de cada autoridad distrital.

Consultado por Canal Abierto, el secretario General de ATE Nacional, Hugo “Cachorro” Godoy manifestó su deseo de que “esta recomposición que ha definido el Gobierno Nacional se materialice en el transcurso de esta semana».

A la hora de calificar la medida, Godoy marcó tanto el medio vaso lleno como el vacío: “Muestra por un lado la voluntad y el esfuerzo del gobierno nacional de atender las necesidades cada día más graves de los sectores de menores ingresos, tanto del sector privado como del público. Y por otro lado, es cierto que tiene gusto a poco porque la pérdida que hemos tenido es muy grande. Pensemos que en el Estado Nacional el incremento que había otorgado el gobierno anterior con su sindicato amigo en cuotas no superaba el 30% y la inflación en el año 2019 ha sido del 55%. Evidentemente el retraso es muy grande y esta recomposición alcanza a paliar solamente en parte tanta penuria”, sostuvo.

Descargar

Es que en 2019, el gobierno entonces comandado por Mauricio MAcri cerró con UPCN un aumento dividido en 5  cuotas: 4% en junio, 7% en julio, 7% en agosto, 5% en enero y 5% en febrero. Es decir que, recién a principios de marzo, el aumento llega a 28%, y ninguna expectativa inflacionaria es inferior al 50%.

“Esto no afectaría lo que resta de la paritaria 2019, que en el caso de los trabajadores del Estado nacional implicará un aumento del 5% en el mes de enero y otro 5% en el mes de febrero. Y una reconvocatoria en el mes de marzo para adecuarlo a la realidad del aumento de precios que. Porque la economía clásica dice que cuando aumenta la demanda aumentan los precios, y cuando baja la demanda bajan los precios. En Argentina es lo contrario, baja la demanda y siguen aumentando los precios, lo cual demuestra el carácter especulativo de los formadores de precios de nuestro país”, concluyó Godoy.

Descargar

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas