Redacción Canal Abierto | “Frente a la situación epidemiológica en la provincia de Buenos Aires por los casos de sarampión, dengue y coronavirus, la CPM -en calidad de Mecanismo Local de Prevención de la Tortura- pidió que se extremen las medidas de prevención en lugares de encierro. Las condiciones inhumanas de detención, el hacinamiento, los déficit de atención a la salud y la falta de elementos de higienes en cárceles, comisarías, alcaidías, neuropsiquiátricos y centros cerrados deja a las personas detenidas en una situación de especial riesgo frente al contagio de enfermedades virales. El organismo reitera la necesidad del pase de la Dirección de Salud Penitenciaria a la órbita del Ministerio de Salud provincial. La CPM también solicitó que el poder judicial adopte medidas morigeratorias de la prisión para las poblaciones en riesgo”, señala un comunicado de la Comisión Provincial por la Memoria.

A partir del trabajo constante de monitoreo y control de los lugares de encierro, hace más de una década que la CPM denuncia esta compleja situación y los elevados índices de mortalidad por problemas de salud no asistidos. “Esta preocupación, sumado a la situación epidemiológica provincial de las enfermedades de sarampión, dengue y coronavirus, obliga a alertar sobre la particular situación de vulnerabilidad que se da en los centros de detención”.

En la nota enviada al ministro de Salud, Daniel Gollán, el organismo requirió que se le informe sobre las medidas de prevención dispuestas para establecimientos que alojan personas bajo la dependencia de los ministerios de Justicia y Seguridad, Órgano Provincial de Niñez y Adolescencia y el propio Ministerio de Salud.

Para la prevención del coronavirus, el organismo sugirió que se efectivice la pronta entrega de insumos básicos como jabón, detergentes y alcohol en gel para que la higiene adecuada, así como también la provisión de elementos para limpiar los espacios comunes. Pidió también que se garantice la ventilación de forma regular para permitir el recambio de aire, entre otras medidas.

También solicitó la entrega de barbijos a las personas detenidas que ya presenten alguna enfermedad respiratoria crónica. Y recomendó que se implemente el plan nacional de vacunación antigripal para todas las personas detenidas y se vacune contra la neumonía a la población en riesgo.

En lo que respecta a quienes padecen sarampión, la CPM recomendó constatar la acreditación de las dos dosis de vacuna correspondiente o que cuenten con serología IgG positiva. A su vez, que en los casos necesarios se ordene la vacunación inmediata a aquellas personas que no tengan anticuerpos contra la enfermedad.

“En la actual situación epidemiológica, es indispensable que las acciones y recomendaciones sanitarias dispuestas por la Provincia se apliquen de manera urgente en los lugares de encierro por tratarse -como ya se mencionó- de un contexto muy propicio para el contagio de las enfermedades virales. La CPM reitera la necesidad de que la Dirección de Salud Penitenciaria pase a la órbita del Ministerio de Salud, a fin de garantizar que las políticas sanitarias se efectivicen para la población encarcelada con los mismos alcances que el resto de los habitantes de la provincia”, señala el texto.

También te puede interesar: Pandemia: La desinformación genera miedo

Por otra parte, el organismo reclamó al poder judicial que adopte medidas urgentes de morigeraciones o detenciones domiciliarias para las poblaciones en riesgo: mayores de 60 años, mujeres, mujeres con sus hijos e hijas, y personas con enfermedades infectocontagiosas, respiratorias o graves, no deben estar alojadas en lugares donde las condiciones y hacinamiento las exponen aún mucho más frente a estas epidemias.

En las últimas semanas, los centros penitenciarios italianos de Módena, Frosinone, Nápoles y Foggia registraron violentos motines para reclamar medidas contra la epidemia y en rechazo de la suspensión de las visitas de los familiares, una decisión adoptada precisamente para tratar de evitar que la enfermedad entre en las cárceles.

En la peninsula itálica –uno de las regiones más afectadas del globo- la cifra de muertos por Coronavirus ascendió a 1016, de los cuales 189 se produjeron en las últimas 24 horas. En tanto, los contagios llegaron a 15 mil.

Según los datos del pasado 30 de junio, son más de 60.500 los detenidos en las 190 prisiones italianas, que tienen capacidad para 50.500 personas. La tasa de masificación es de casi el 120%, aunque en algunos centros supera el 200%.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas