Canal Abierto Radio | Con la experiencia de lo ocurrido en Italia, donde la aparición del COVID-19 colapsó al sistema de salud, el investigador del Malbrán, Fabián Martín, remarcó la importancia de “tomar las medidas de precaución como si ya estuviera la cepa autóctona circulante” para evitar el contagio.

“Lo que está haciendo el Gobierno y el Ministerio de Salud es lo correcto porque las máximas autoridades del país convocaron a una mesa de situación a gente del Malbrán, a la Sociedad Argentina de Virología, a la Asociación Argentina de Mircrobiología y a los mejores infectólogos del país”, agregó Martín.

Se accionó el protocolo recomendado por la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud, y se tomó la estrategia de Alemania: adelantarse un paso en medidas de lo que la situación epidemiológica amerita en el momento y prevenir el contagio. De esta manera, se ralentizan los picos de infecciones y en vez de una curva en la aparición de casos, se va controlando una meseta, para que no desborde el sistema de salud.

Al respecto, el investigador del Malbrán resaltó: “No se sabe la progresión después del virus, es algo nuevo y no se puede proyectar en el tiempo. Lo que sabemos de entrada es que si no se tomaron las medidas de prevención de la fase superior y se producen picos, como pasó en España, en Italia y está pasando en Gran Bretaña”.

La investigación del COVID 19 en Argentina

“El Instituto Malbrán es el centro de referencia de todas las enfermedades infectocontagiosas – entre ellas la virosis respiratoria – entonces nos manejamos con redes de laboratorios, privados y públicos en todo el país que hacen los estudios y después son referidos los positivos al Malbrán”, explicó Martín. Sin embargo, al ser un virus nuevo, por ahora el Instituto sólo tiene muestras positivas para contrastar con las muestras que vayan llegando.

Te puede interesar |  Coronavirus: “Una vez más, el sector público es el que termina dando cuenta de la situación”. Entrevista a Daniel Godoy, director del IDEP Salud de ATE         

Junto al Ministerio de Salud se planificó entonces la expansión de estas muestras positivas por 35 hospitales para descentralizar el trabajo del Instituto y la compra de los controles positivos y el equipamiento que se necesite para investigar el virus. Comienza esta semana con cinco hospitales, luego 24 (uno por provincia), y la idea es llegar a 35, remarcó el adjunto de ATE-Malbrán.

“Lo bueno es que se conoce al virus y a su secuencia genómica. A partir de allí se facilita la investigación e invención de una vacuna. Pero esta requiere una serie de protocolos para su implementación, que lleva más de un año”, finalizó Martín.

Escuchá la entrevista completa:

 

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas