Redacción Canal Abierto | A pesar de la pandemia, con la economía semiparalizada y la mayoría de los vecinos de la Ciudad guardados en sus casas, la Legislatura porteña continúa allanando el camino para el negocio inmobiliario a expensas del patrimonio público y el interés de los ciudadanos.

En el barrio de Villa Crespo, en las inmediaciones de la estación homónima del Ferrocarril San Martín (antes estación Chacarita, al 6000-6100 de la Avenida Corrientes, entre Dorrego y Humboldt), los terrenos y edificios –pertenecientes antes al Ferrocarril– durante la gestión presidencial de Mauricio Macri fueron cedidos por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) a la Ciudad y hoy se encuentran a punto de ser subastados. La Ley N° 6.179, votada por la Legislatura el 4 de julio de 2019, autorizó la venta de 86,7 hectáreas de tierras públicas, entre ellas estos predios cercanos al Megaestadio Movistar Arena.

Más info aquí: Entre rechazo y polémicas, inaugura el Megaestadio Arena

Buenos Aires Arena S.A., la empresa que gestiona el estadio erigido pese a la oposición de los vecinos, ya tiene permisionados esos predios –gratuitamente– y seguramente será quien termine comprándolos.

El pasado viernes 8 de mayo la Legislatura trató en comisión la rezonificación y venta de los terrenos para la construcción de dos megatorres de 45 metros de altura y se descuenta la aprobación del proyecto por parte del bloque oficialista y sus aliados que cuentan con mayoría propia para autorizar cualquier cosa, como se vio recientemente con la aprobación de los super-poderes para Larreta. Cabe aclarar que esta rezonificación se hace para ponerle un moño al negocio: sin esta norma los compradores no podrían sacarle tanto jugo a su “inversión”.

“Ante este panorama de crisis, entre gallos y medianoche, el oficialismo metió este proyecto en la legislatura a espaldas de los vecinos”, señala Ricardo López, uno de los fundadores de la Radio Asamblea FM 94.1 en diálogo con Canal Abierto. Es que en esos predios funciona desde 2001 la Asamblea de Juan B. Justo y Corrientes y el estudio de la radio, declarada de interés por la Cámara de Diputados y la Comuna 15, e integrante de la red FARCO (Foro Argentino de Radios Comunitarias).

“Nosotros teníamos un convenio de comodato con la AABE por el cual nos cedían este espacio. A mediados del 2019 el gobierno de Macri transfiere estos y otros terrenos”, señala López. Si este jueves 21 se aprueba la venta y rezonificación quedarán a un paso del desalojo.

El traspaso y la venta de tierras públicas van en contra de lo que establece la Constitución de la Ciudad y la Ley de Comunas, que dicen que la utilización de los espacios públicos debe realizarse en consonancia con los habitantes de la Ciudad, es decir que los vecinos tenemos voz y voto para decidir que se hace con estos espacios. Esto no fue respetado por el Ejecutivo porteño. La semana que viene seguramente el oficialismo sacará esta ley”, argumenta López.

Los predios en cuestión, linderos a la estación Villa Crespo, señalados en amarillo.

Amparo judicial

El Observatorio del Derecho a la Ciudad y la Cátedra de Ingeniería Comunitaria presentaron una acción de amparo colectivo para frenar la venta de las tierras incluidas en la Ley Nº 6179.

En la causa, radicada en el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 7, solicitan que se declare la inconstitucionalidad y nulidad de la Ley y la suspensión de las ventas de estos inmuebles por, entre otros argumentos:

  • a) No respetar la audiencia pública obligatoria del art. 63 de la Constitución de la Ciudad.
  • b) No respetar el procedimiento de doble lectura para la sanción de la ley ordenado por los arts. N° 89 inciso 4 y N° 90 de la Constitución de la Ciudad;
  • c) No respetar la participación ciudadana que exige el Plan Urbano Ambiental para el manejo del Banco de Tierras e Inmuebles de la Ciudad (arts. 22 y 25 de la Ley N° 2.930).

Por el momento, esta acción quedó frenada por la Justicia –como consecuencia de las medidas excepcionales por la pandemia– pero según el abogado Jonathan Baldiviezo, integrante del Observatorio, “si se vota este jueves 21 la zonificación, podemos pedirle a la Justicia que reactive el amparo interpuesto para habilitar la suspensión de plazos” y parar la venta.

Este avance de la inmobiliaria Larreta se da no sólo en conflicto con los vecinos sino también con el Ejecutivo nacional. “El Gobierno nacional en diciembre emitió un decreto para que la AABE auditara todo estos traspasos de tierras al gobierno de la Ciudad porque adolecían de una cantidad de fallas”, señala López.

El gobierno tiene decidido transformar Villa Crespo de un barrio residencial a uno comercial. Ese tipo de decisiones están prohibidas por el Plan Urbano Ambiental de la ciudad que exige que se deba conservar la identidad de los barrios”, explica Baldiviezo. “Si este jueves se aprueba esta ley, ya están todos los trámites hechos para que se puedan vender los predios. Nosotros en enero presentamos una acción de amparo pidiendo la declaración de inconstitucionalidad de la ley de venta de tierras públicas porque no cumplieron los procedimientos que establece la Constitución, principalmente la audiencia pública para que la ciudadanía intervenga”.

 Más info aquí: ¿El fin de la inmobiliaria Cambiemos?

 

La radio Asamblea

“La Asamblea de Juan B. Justo y Corrientes lleva adelante infinidad de actividades. Ollas populares, merendero, talleres, centro cultural, la cooperativa de consumo La Yumba y la radio. Nuestra FM cuenta con 50 programas, la mayoría de producción propia con participación de organizaciones vecinales y artísticas. Tenemos una dilatada trayectoria que se traduce ahora en apoyo y reconocimiento ante esta situación”, sostiene López.

El gobierno de la Ciudad no ha dicho aún nada sobre lo que ocurrirá con estas experiencias, obviamente las consideran un obstáculo menor para continuar avanzando en un fenomenal negocio a costa del bienestar de los vecinos y sus organizaciones.

 

Los ganadores

El Movistar Arena es el estadio cubierto más grande de la ciudad de Buenos Aires, con capacidad para 15.000 personas. Fue construido en un predio público cedido en comodato gratuito al Club Atlanta que debe devolverlo a la Ciudad en 2057.

Atlanta, a su vez, concedió la explotación del miniestadio a Buenos Aires Arena S.A., compuesta por el Grupo La Nación y la empresa multinacional ASM Global, que organiza conciertos y gestiona más de 300 estadios en el mundo entero.​

Este jugoso negocio se hizo contra la voluntad de los vecinos, con estudios de impacto ambiental mentirosos y la frutilla del postre es la que comienza a madurar este jueves, si como todos descuentan, la Legislatura aprueba la rezonificación.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas