Redacción Canal Abierto | Este fin de semana Ramona Medina y Víctor Giracoy, vecinos del Barrio Padre Mugica (Ex Villa 31), fallecieron tras haber sido contagiados de COVID-19. Víctor era referente desde hace 25 años del Comedor “Estrella de Belén”, y Ramona, vocera de La Garganta Poderosa se hizo conocida públicamente en las últimas semanas por haber denunciado al Gobierno de la Ciudad por la falta de agua en el barrio.

Este mediodía, Comité de Crisis del barrio realizó una conferencia de prensa para denunciar todas las irregularidades en los testeos a las que el Gobierno de la Ciudad no da respuesta ni solución.

“El fin de semana lamentamos el fallecimiento de dos referentes muy queridos en nuestro barrio. Es muy triste la situación en la que estamos. Ya tenemos más de 850 casos de COVID-19. Queremos pedir que el Estado Nacional intervenga, que se declare la emergencia sanitaria, alimentaria y habitacional. Es real que este barrio está siendo abandonado por el Gobierno de la Ciudad y por eso pedimos ayuda al Gobierno nacional”, informó Silvana Olivera, miembro del Comité de Crisis.

El 1 de abril, el comité elevó una nota a la ministra María Migliore, de Desarrollo Humano y Hábitat, donde plantearon la urgencia en la asistencia sanitaria, alimentaria y social para el barrio, así como también la necesidad de conformar una mesa de trabajo que involucre a vecinos, al GCBA y al Estado nacional para afrontar la pandemia.

Te puede interesar: “La pandemia amplificó la desigualdad y la precariedad en la Ciudad” | Reclamo de la Catedra Libre de Ingeniería Comunitaria, el Observatorio del Derecho a la Ciudad, la CTA-A Capital y el Instituto de Pensamiento y Política Pública frente  al Ministerio de Desarrollo y Hábitat

“Recién el 27 de abril se empezó a dar respuesta. La Secretaría del barrio asistió a 23 comedores con elementos de higiene y limpieza para una semana, que hasta el día de hoy no fueron repuestos. También se asistió a 8 comedores con alimento seco, llegando a un total de 17 espacios, pero llegaron muy tarde y siendo totalmente insuficiente”, expresaron desde el Comité.

La situación al día de hoy es alarmante. La ex Villa 31 se encuentra con más de 900 casos positivos de COVID y 4 vecinos fallecidos. Por ello exigen la conformación de una mesa de trabajo “seria y real” entre las autoridades de los Ministerios de desarrollo Humano y Hábitat, y el Ministerio de Salud ambos de la Ciudad de Buenos Aires junto al Ministerio de Salud Nacional con los representantes del Comité de Crisis.

Entre las demandas se encuentran:

  • Espacios acondicionados u hoteles para el aislamiento a personas en contacto estrecho que no puedan realizar el aislamiento en sus viviendas.
  • Unidades móviles las 24 horas para el traslado de vecinos que necesiten ser atendidos de urgencia o fuera del horario de atención del Operativo Detectar.
  • Asistencia alimentaria, de elementos de higiene personal y atención psicológica para las personas internadas o aisladas en hoteles afectadas por el virus y a las personas en contacto estrecho.
  • Asistencia urgente a todos los comedores y merenderos con elementos de limpieza, higiene, bioseguridad y raciones de comida.
  • Que se dé respuesta a la situación habitación, prohibición de los desalojos.
  • Acondicionamiento de los pisos superiores de la escuela Wash (donde funciona el operativo Detectar) para realizar la espera de los resultados del test.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas