Redacción Canal Abierto | En el marco de uno de los debates más importantes que ha visibilizado la pandemia mundial, la Universidad Nacional de Lanús y la Mesa de Encuentro por el Trabajo y la Vida Digna -compuesta por la propia casa de estudios junto a empresarios, gremios y movimientos populares, que tiene línea directa con el Papa Francisco-, realizó un panel virtual sobre “Renta universal; trabajo y protección social”, en el que participaron altos representantes de los distintos sectores que integran el espacio junto al ministro de Desarrollo Social de la Nación.

Las exposiciones recorrieron las experiencias sectoriales de las que participan cada uno de los oradores, la necesidad de una política estructural que reduzca permanentemente las desigualdades sociales, y coincidieron en la importancia de vincularla al trabajo, la formación y capacitación. Además, el impuesto a las grandes fortunas y una profunda reforma tributaria fueron la base de las argumentaciones en cuanto al financiamiento de uno de los grandes proyectos que analiza el gobierno nacional y que son parte de reclamos históricos de muchas de las organizaciones participaron del encuentro.

En este caso, fueron de la partida Luis Caceres, del sindicato ladrillero UOLRA, Marta Arriola, de Cuidadores de la Casa Común, Hugo Cachorro Godoy de ATE y CTA Autónoma, Juan Carlos Schmid de la federación marítima FEMPINRA en la CGT, Guillermo Moretti, de la Unión Industrial Argentina, Pablo Narvaja, coordinador de la Mesa y Ana Jaramillo, rectora de la UNLa.

“Si algo de bueno tiene la pandemia es que nos obliga a pensar cambios estructurales, no salimos de la crisis con una nueva línea de programas. Es tiempo de combinar derechos con movimiento económico, la renta básica universal es un derecho, pero también un movimiento de consumo para la economía” dijo Arroyo.

“Hoy existen recursos disponibles para financiar estas políticas que están durmiendo en las cuentas bancarias del grupo de selectos millonarios de los cuales la AFIP dispone de la información de 32.000 de ellos, quienes declaran cerca del 70% del patrimonio fuera del país”, advirtió, por su parte, Godoy de ATE, refiriéndose a las posibilidades reales de costear políticas sociales.

“Indudablemente, las medidas que ha tomado el Poder Ejecutivo en la estrategia sanitaria y en la contención de la destrucción social han sido muy importantes. Porque el derrumbe de la economía es propio de casi todas las experiencias de los países que están sufriendo la pandemia. Por lo tanto, nadie puede reactivar nada si se termina muriendo”,  destacó Schmid

Por su parte, Moretti de la UIA propuso: “La recuperación la tenemos que hacer de cara a una Argentina productiva y no a una Argentina de la especulación financiera. Esto se debe hacer en todo el territorio de nuestro país, donde tenemos pymes que tienen la capacidad de ser el motor para reiniciar nuestro crecimiento”.

El canal de YouTube de la Universidad de Lanús transmitió el debate completo:

Más ideas destacadas:

-Ana Jaramillo, UNLa

“Tuvo que pasar la Primera Guerra Mundial para que se firmara la Declaración Universal de Derechos Humanos. La primera constitución en el mundo después de esa declaración de Naciones Unidas fue la de Perón en 1949, y ahí empezamos a tener dignidad en nuestra Constitución.

“Para nosotros solo el que trabaja es digno, pero ahora tenemos este problema de que no hay trabajos dignos y hay mucha desocupación”.

-Marta Arriola, Cuidadores de la Casa Común

“Lo más importante para nosotros es el trabajo, y el salario social complementario se vuelve un instrumento a veces hasta funcional al sistema que estamos definidos a doblegar, este sistema capitalista que, como dice Francisco, mata”.

-Luis Cáceres, UOLRA

“El salario universal tiene que ser en base al trabajo, porque trabajo hay, pero faltan derechos. Hemos recorrido un camino de lucha, tenemos la oportunidad de que el Estado instrumente políticas que reconozcan el sacrifico de trabajadores de la economía popular. Y es necesaria una política hacia las pymes que es el sector que más trabajo da”.

-Hugo Godoy, ATE / CTA-A

“La pandemia viene a agudizar una crisis que es previa, que es la crisis del modelo neoliberal, por lo tanto, para salir de esta situación se requieren respuestas de nuevo tipo”.

“Muchas más veces se plantea que establecer un salario universal es contrario al trabajo y genera vagancia, nada más falso que eso, porque en Argentina no falta trabajo, lo que no hay es la decisión de pagarlo y de organizar la sociedad en función de ese trabajo”

“Hay que establecer un salario universal que garantice el salario mínimo, vital y móvil, que se incremente la AUH hasta $4.000, ampliando el universo de alcance, con lo cual un ingreso familiar mínimo estaría en los $42.000”.

“Hay sectores de la derecha que quieren convertir esta crisis en mecanismos de más represión y más autoritarismo, nosotros creemos que hay que fortalecer la democracia, profundizarla y fortalecer la condición democrática y popular del Estado nacional”.

Te puede interesar: Vicentin, la crisis y la oportunidad | Convocatoria de la Mesa de Encuentro por el Trabajo y la Vida Digna

-Juan Carlos Schmidt, Dragado y Balizamiento / FEMPIMRA

“Estamos frente a una situación que se ha visto agravada por el COVID-19. La OIT explica claramente que casi la mitad de la población económicamente activa del planeta va a sufrir las consecuencias. En ese sentido es bueno destacar que nosotros teníamos gravísimos problemas heredados de la gestión anterior y que, por lo tanto, el impacto es mayor aún”.

“Hay que ir sobre el sistema financiero, porque acá hay capacidad financiera en el país para ponerla al servicio de la producción. Y esto tiene que estar íntimamente ligado con la estrategia desarrollada por las pymes y por la Unión Industrial Argentina: Aquel entramado de casi 600 mil pymes que generan importantes cuotas de trabajo argentino adentro de nuestras fronteras”

“Hay que tener muy presente es que nuestro Estado es un Estado debilitado que viene perforado después de décadas de neoliberalismo, de vaciamiento, de entrega. Por lo tanto, no tiene la capacidad para llegar a todos lados y muchas veces lo ha demostrado cuando quiere poner en marcha estas medidas de emergencia. ¿Quién aparece ocupando ese lugar? Los movimientos sociales, los trabajadores comunitarios, los vecinos, los que levantan una olla, como pueden, en su vivienda para darle una mano al otro. Hay que visibilizar fuertemente eso, porque eso es trabajo”

-Guillermo Moretti, UIA.

“Estamos frente a un escenario dinámico y cambiante que nos dificulta establecer cuándo viviremos la nueva normalidad. Lo que sí podemos y tenemos que hacer es dialogar sobre el cómo vamos a encarar esa nueva normalidad. Nosotros analizamos que tenemos que tomar medidas urgentes, de corto plazo, y también ver el largo plazo. Para enfrentar la emergencia, la principal cuestión crítica es sostener el empleo, porque este es uno de los grandes integradores sociales. Por ende, debemos sostener la producción y a las empresas ligadas a ella. En el largo plazo necesitamos establecer políticas públicas que potencien los activos productivos en función de un proceso de desarrollo que contemple los cambios estructurales, porque son los necesarios. Si no, volveremos con los mismos errores”.

“En nuestra Argentina se ha implementado la mayoría de los modelos económicos, los que han beneficiado a nuestro país han sido interrumpidos, y creo que tenemos que hacer algo diferente. Un salario básico universal sería algo diferente que modificaría lo que hemos hecho siempre”.

Te puede interesar: ¿Llegó la hora de la Renta Básica Universal? | INFORME ESPECIAL

-Daniel Arroyo, ministerio Desarrollo Social

“Antes de la pandemia argentina tenía 40% de pobreza general, 50% en los niños, 40% de trabajo informal y 8 millones de personas que recibían asistencia alimentaria. Es indudable que ese contexto se ha agravado, hoy son 11 millones de personas las que necesitan asistencia alimentaria”

“Planteamos el eje de salida sobre tres líneas: trabajo, ingreso y urbanización de los 4 mil barrios populares, villas y asentamientos”.

“Apuntamos a generar rápidamente, en los próximos meses, 300.000 puestos de trabajo para generar un circulo virtuoso desde abajo”.

“La otra política es la renta básica universal, hay 9 millones de personas que reciben el IFE, la Argentina tiene más o menos 16 millones de familias, eso habla del esfuerzo que hace el Estado y de la crisis que hay en Argentina en términos de deterioro y de informalidad laboral”.

-Pablo Narvaja, UNLa,

“Esta mesa está dispuesta a colaborar en la construcción de consensos, así como lo hacemos internamente, para construir un modelo de país en el que cada uno encuentre su lugar productivo”.

 

Ilustración: Marcelo Spotti

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas


Notice: Undefined index: cat in /var/www/clients/client1/web6/web/wp-content/plugins/categorized-tag-cloud/categorized-tag-cloud.php on line 37