Redacción Canal Abierto | Las organizaciones sociales que integran la campaña Somos Esenciales –CTA Autónoma, Fenat, Somos Barrios de Pie, Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), y FOB- se reunieron con autoridades de los ministerios de Salud y de Desarrollo y Hábitat de la Ciudad para exigir la inclusión de las y los trabajadores de espacios comunitarios en el calendario de vacunación contra el COVID-19.

Desde la aparición de la pandemia, la campaña se puso en marcha para visibilizar las tareas esenciales de asistencia que se desarrollan en los barrios populares. En la Ciudad de Buenos Aires existen al menos 700 centros comunitarios, sin contar las ollas populares ubicadas en distintos puntos estratégicos, donde todos los días se asiste a miles de familias, pese al alto grado de exposición al virus que enfrentan los trabajadores.

También te puede interesar: “Somos esenciales”, el reclamo de quienes sostienen los comedores a pulmón

Además, las y los promotores de salud comunitarios funcionan como articulación entre el Estado y los territorios, acercando insumos de protección e higiene, realizando relevamientos en relación a la población de riesgo, informando en cada caso, y colaborando con los testeos del operativo Detectar.

En este sentido, el secretario general de la CTA Autónoma Capital, Pablo Spataro, le transmitió al Ministerio de Salud la necesidad de incluir en el plan de vacunación a estos trabajadores, así como también la posibilidad de otros tipos de participación con promotoras de salud y enfermeras.

“Hemos demostrado durante toda la pandemia la esencialidad de nuestras tareas. Queremos no solo el reconocimiento salarial sino que el Estado dé las garantías necesarias para que nuestras compañeras y compañeros puedan desarrollar sus tareas en un marco de cuidado”, señaló Spataro.

A su vez, informó: “El Estado se ha comprometido a tomar el planteo que trajimos para que sean tenidos en cuenta en el calendario de vacunación las más de 6 mil trabajadoras y trabajadores de espacios comunitarios. Empezaremos a trabajar en la confección de un registro único, para sumarnos al cronograma de vacunación junto a otros trabajadores esenciales”.

En cuanto al aumento de contagios en el último mes, las organizaciones destacaron: “Vemos con preocupación el impacto que podría provocar en los barrios populares un nuevo avance y rebrote de la enfermedad. Los sectores más vulnerables de la población no podemos esperar, y las organizaciones sociales somos esenciales para las tareas de prevención y cuidado de la salud comunitaria, es por ello, que venimos formulando la necesidad que se nos incluya en un orden de prioridad dentro del calendario de vacunación para el COVID-19”.

Desde la campaña consideran fundamental poder seguir sosteniendo estos espacios de diálogo con funcionarios del gobierno, y de articulación entre los distintos sectores sociales, para poder arribar a soluciones comunes. “Ante la crisis sanitaria, social y económica en la que estamos inmersos, hemos demostrado el protagonismo que tenemos en el sostenimiento del tejido social, y la política pública, allí donde más se necesita”, finalizaron.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico