Canal Abierto Radio | La Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) firmó este 10 de marzo en el Ministerio de Trabajo de la Nación, la resolución que establece la creación del Registro de Asociaciones de Trabajadores de la Economía Popular y de Subsistencia Básica, personería social y primer paso hacia su formalización jurídica como sindicato.

“Es una buena noticia, porque estamos a 30 años a que desde la CTA dimos el Grito de Burzaco para empezar a construir un nuevo modelo sindical” señaló Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE y secretario adjunto de la CTA Autónoma.

“El dato más importante es que las y los trabajadores se han ido buscando formas permanentes de organizarse, y un Estado que en general ha sido limitante a través del unicato sindical, poniendo límites a las nuevas organizaciones, se termina imponiendo esta cultura desde las y los trabajadores que genera nuevas organizaciones más allá de que el poder no quiera o la estructura formal del Estado reniegue de ellas”

El área comprende desde vendedores y vendedoras ambulantes, agricultura familiar, organizaciones barriales, cooperativas de distintos tipos, recuperadores y recicladores urbanos, entre otras tantas actividades. Este Registro permitirá la constitución de asociaciones entre trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular y Subsistencia Básica, ya sean trabajadoras y trabajadores autónomos, prestadoras y prestadores ocasionales o changarines. Se calcula que hay más de 2 millones de personas trabajando bajo estas modalidades en todo el país.

Estas organizaciones “se han ido desarrollando en los barrios, merenderos, comedores, cooperativas, y en esos lugares donde se inventa el trabajo para garantizar la vida y esto ha sido reconocido formalmente por el Ministerio de Trabajo” subrayó el dirigente sindical.

Y expresó la necesidad de que crezca la participación del pueblo mediante distintas organizaciones: “La UTEP no es la única organización de trabajadoras y trabajadores en los barrios, yo les llamo los sindicatos del siglo XXI, o post ’90, que enfrentan con nuevas formas de participación este capitalismo de descarte que genera catástrofe social”. Esto sirve “para encontrar un camino de justicia, de trabajo, de soberanía para los pueblos y para la nación”.

“Es una noticia bienvenida y debe alentar a que se inscriban otras organizaciones, ya sean de la CTA autónoma o de otras centrales. Lo importante es que la clase trabajadora en la Argentina no se resigna, y sigue buscando mecanismos y formas de participación del nuevo tipo”

Escuchá la columna completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico