Canal Abierto Radio | En la madrugada del miércoles 10 de noviembre fue hallado sin vida Lautaro Rosé, joven correntino desaparecido desde el lunes a la noche luego de una razia policial en la costanera sur. El cuerpo fue encontrado en el Río Paraná por un grupo de pescadores y ya fue reconocido por sus familiares. Si bien la autopsia confirmó que falleció ahogado y sin traumatismos, testigos afirmaron que fue “golpeado brutalmente” por la fuerza policial.

“Esto no es un hecho aislado porque en realidad la policía de corrientes tiene una vasta trayectoria de situaciones de violencia represiva fundamentalmente contra jóvenes como Lautaro, de barriadas populares”, sostuvo Hilda Presman, de la Mesa por los Derechos Humanos en Corrientes, en comunicación con Canal Abierto Radio.

La activista señaló a la costanera como un “territorio en disputa”, teniendo en cuenta que en los últimos años avanzó el “extractivismo urbano”: “han proliferado bares, restaurantes y lugares de elite más privados con emprendimientos inmobiliarios importantes en la zona. Pero la costanera convive con barrios periféricos y la muchachada está acostumbrada a disfrutar de la costa como cualquier ciudadano. Esta cuestión de las persecuciones o de expulsión de jóvenes de esta zona son habituales y además la policía de Corrientes tiene una historia de gatillo fácil”, aseguró.

Te puede interesar: El negocio inmobiliario avanza sobre la costanera correntina

Presman dio a conocer que “este no es el primer caso de gatillo fácil del año ni del período de pandemia“, por ello “la policía sospechada tiene que ser retirada inmediatamente de la investigación de la causa”.

“No puede mantener una investigación equilibrada y parcial cuando está sospechada al punto que el propio Ministro de Seguridad de la provincia ha tenido que manifestarse públicamente diciendo que el procedimiento por el cual intervino la policía fue irregular y hay tres policías que han sido sumariados”, explicó.

Y resaltó: “Hay una policía sospechada de un procedimiento irregular, una persecución policial y una persona que a los tres días aparece ahogada en el río. Por eso estamos buscando el esclarecimiento, para saber la realidad de lo que pasó, porque hay fuertes sospechas de que la policía de alguna manera obligó o generó el contexto, las condiciones y las circunstancias para que Lautaro terminar en el agua”.

En la razia también fue golpeado un chico de 16 años que, según contó la referente de DDHH, “perdió el conocimiento por los golpes y cuando despertó, Lautaro ya no estaba”. “Tiene bastante miedo el chico que estaba con Lautaro”, aseguró.

“Ha habido una política de expulsar esta población de la zona costera que sea tornado de alto impacto”, apuntó Presman, y concluyó: “Desde las organizaciones de Derechos Humanos, la familia y la querella no tenemos dudas de que en realidad a Lautaro lo mató la policía”.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico