Redacción Canal Abierto | En pauta oficial, un medio comunitario necesita 34 años para recibir lo que Clarín obtiene en un mes. La cuenta, que parece ficción, no exagera.

La necesidad de regular la forma en la que el Estado distribuye la publicidad oficial es una pelea que lleva años. En 2009, la aprobación de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual –más conocida como Ley de Medios– impulsó una lógica de distribución de dinero que garantizara la subsistencia de los medios pequeños. Después de debates federales de amplia participación, se consensuó que en su artículo 76 sostuviera: “la inversión publicitaria oficial del Estado deberá contemplar criterios de equidad y razonabilidad en la distribución de la misma, atendiendo los objetivos comunicacionales del mensaje en cuestión”. Pero esos criterios nunca fueron puestos en práctica.

 

Federalización y democratización

En febrero, la Confederación de Medios Cooperativos y Comunitarios emitió un comunicado en el que manifestó que, pese a haberle señalado al gobierno de Alberto Fernández que la pauta oficial iba a pocos medios propiedad de grupos económicos con sede en la Ciudad de Buenos Aires, “los criterios de distribución se han mantenido, sin embargo, concentrados”.

Integrada por la Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (AReCIA), el Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), la Coordinadora Nacional de Televisoras Alternativas (CONTA), la Red de Medios Digitales (RMD) y los Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (FADICCRA) –que representan a más de 400 medios en distintos soportes en los que trabajan más de 2000 comunicadores–, la Confederación se formó con el objetivo de exigir la democratización y federalización de la pauta publicitaria estatal.

Lo que nosotros venimos planteando es que haya un criterio democrático, un criterio federal que permita que los medios de comunicación de todas las provincias puedan seguir emitiendo, comunicando y haciendo periodismo”, sostuvo el periodista Lucas Molinari, integrante de Radio Gráfica y miembro de la Mesa Nacional de FARCO, consultado por Canal Abierto.

De acuerdo con los números que maneja la Confederación, el 1% de los medios se lleva el 70% de los recursos.

En declaraciones recientes a la Agencia ANCCOM de la Universidad de Buenos Aires, Yair Cybel, integrante de la RMD y periodista detalló: “El año pasado, El Grito Del Sur percibía pautas de 30.000 pesos mensuales, mientras que Clarín, 322.000 por día. Hacemos una cuenta que es bastante interesante, que es que el primero necesitaría 34 años de pauta para recibir lo que el segundo recibe en un mes”.

 

Los proyectos

En marzo del año pasado, se presentó en el Congreso un proyecto de Ley de Fomento al Pluralismo y la Diversidad Informativa con 12 puntos. Se trata de una propuesta de marco normativo que apunta a regularizar la situación que hoy depende del libre mercado.

La iniciativa está lejos de ser la primera y la única. En agosto de 2020, el Sindicato de Trabajadores de Prensa del Oeste del Chubut (STPOCh) reclamó el tratamiento legislativo del proyecto para regular la pauta oficial que ya había sido presentado por primera vez en 2018 ante el Concejo Deliberante. En la misma línea, entre los considerandos del proyecto patagónico se destaca que “la Publicidad Oficial es una herramienta de comunicación del Estado que contribuye a garantizar a la comunidad el acceso a la información” y que su adjudicación “se regirá por principios que garanticen la pluralidad de voces, el interés general, la veracidad, el libre acceso a la información, la transparencia y el  acceso equitativo y plural a las oportunidades de expresión”.

Más información: Pauta oficial: el debate que abrió la coparticipación

Foto: Télam

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico