Redacción Canal Abierto | Amparándose en la Ley de Acceso a la Información Pública, en 2018 el colectivo Vacantes para Todxs en las Escuelas Públicas requirió ante la Justicia tres simples datos: capacidad de cada institución educativa porteña, cuántos chicos y chicas ingresaron y cuántos quedaron sin vacantes.  

Desde entonces, la ministra de Educación, Soledad Acuña, se niega a brindar dicha información, lo que le valió varias intimaciones y llamados de atención judiciales. Por esto, el 3 de diciembre de 2021 el juzgado N° 21, a cargo de la jueza María Soledad Larrea, condenó a la hoy pre candidata a suceder a Horacio Rodríguez Larreta a una multa de 3 mil pesos por cada día que evite responder, sumando hoy unos 456 mil pesos.  

También te puede interesar: La cabeza de Soledad Acuña

Si bien aún resta que se resuelva en relación al monto total adeudado, el fallo ya superó varias instancias de apelación por parte de la funcionaria y cuenta con sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia. En este sentido, en octubre pasado se ordenó el embargo de las cuentas de la ministra por unos 45 mil pesos.

Según informó a Canal Abierto Eduardo Barreyro, el abogado de Vacantes para Todxs que viene impulsando los pedidos de informes, esta suma de dinero inicial se destinará a cooperadoras como la del Mariano Acosta, una de las escuelas que este año más sufrió el embate de la ministra Acuña.  

“La información que estamos solicitando tiene que ver con la planificación en políticas públicas; es decir, si en una escuela hay lugar para 10 pibes y se anotaron 100, entonces sabés dónde necesitas crear nuevas vacantes”, indicó el letrado.  

Mientras la Ciudad publicita 54 escuelas nuevas, cada vez hay menos vacantes y se multiplican las denuncias por el mal estado de los edificios. Sin ir más lejos, en el distrito más rico del país la inversión en educación pasó de representar el 27%, durante el primer gobierno de Macri en 2007, al 17,18% en 2021 y luego 19,5% en 2022.     

A principios de este año el bloque de legisladores porteños del Frente de Todos y dirigentes gremiales advirtieron que faltan vacantes en escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires para unos 50.000 niños y niñas, aunque desde el Ejecutivo local sostuvieron que cubren «el 100%» de la demanda. 

El propio Barreyro cuenta que en los últimos seis años impulsó amparos para que la Ciudad otorgue cupos a 700 alumnos y alumnas que iban a quedar al margen del sistema público de educación: “ya estoy preparando los de este año, son al menos 50”.  

También te puede interesar: “Si no trabajas en una escuela o no tenés hijos ya inscriptos, no te dan vacantes”

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico