Canal Abierto Radio | Llega fin de año y comienzan los balances entre las metas proyectadas y concretadas, pero en relación a los y las trabajadoras, ¿Cuál es el balance paritario del 2022 en medio de la crisis económica y escalada inflacionaria?

“Mientras hay fútbol y Mundial siguen pasando cosas. Faltan 15 días para que termine el año y todavía se siguen revisando paritarias”, sostuvo Luís Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA-Autónoma, en comunicación con Canal Abierto Radio.

La situación se plantea como “muy diversa”, ya que el espectro de los porcentajes de aumentos obtenidos varía demasiado entre sindicatos. “Un ejemplo es el 105% acumulado conseguido por la UOCRA la semana pasada y que se aplicará durante los próximos cuatro meses. Algunos de los sindicatos más grandes deben realizar su acuerdo salarial. La situación es muy diversa porque tenemos convenios que alcanzaron un porcentaje mayor al 100 % y otros que no llegan al 60% que tienen que revisarse este mes, como lo son los y las trabajadoras de estaciones de servicio, de prensa y de comercio”, informó Campos.

Respecto a los bonos de fin de año anunciados por la ministras de Trabajo, Kelly Olmos, y de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, Campos indicó: “Los decretos no fueron publicados por lo que faltan las precisiones en cuanto a, por ejemplo, cómo es el tipo de compensación con aquellas actividades que ya tengan previstos bonos de fin de año a través de las paritarias que no son pocas y en la mayoría de los casos superan el monto anunciado ayer”.

A su vez, el coordinador del Observatorio del Derecho Social manifestó que “después de meses de debates sobre suma fija o bono parece poco resultado para tanto debate, sobre todo porque es un monto bastante inferior a lo que se venía discutiendo y que llega a una porción reducida de trabajadores y trabajadoras”.

Cabe señalar que, según lo especificado por las ministras, se trataría de una suma de $24.000 para trabajadores formales que alcancen los $180.000 –no especificaron si el bruto o neto- y $13.500 en dos cuotas para beneficiarios del Potenciar Trabajo. “Hace falta ver la letra chica para saber realmente a qué trabajadores alcanza y cuáles no, pero de todas maneras se trata de un monto insuficiente”, agregó Campos.

En esta línea sostuvo que, según lo informado en la conferencia, “es un bono que ordena el Estado Nacional pero que no pone la plata, sino que la tienen que poner los empleadores. Pero en el caso de las Pymes -habrá que ver cómo define el decreto el concepto Pyme- el 50% del bono sería computable a cuenta de ganancia por lo que, en definitiva, son fondos que salen del Estado Nacional”.

Asimismo, Campos se refirió al ajuste en las asignaciones universales: “Eso es un tema del que lamentablemente se habla bastante poco. Si bien del que se habla y más se conoce es la Asignación Universal por Hijo (AUH), el sistema único de asignaciones viene de hace mucho tiempo y contempla muchas asignaciones que implican un refuerzo de los ingresos de los y las trabajadoras particularmente por la composición de los grupos familiares. En la última década se registró un ajuste importante en las mismas, perdiendo desde 2015 a la fecha un 30% del monto de estas prestaciones”.

Y agregó: “Por la escalada de la inflación durante este año, uno de los problemas más graves que hubo en relación a las asignaciones fue que, al actualizarse en marzo, el monto que especifica qué salarios no deben superar los y las trabajadoras para cobrarlas, muchos quedaron afuera luego de que ese mes se realizaran revisiones paritarias”.

“Según estadísticas entre marzo del 2021 y febrero del 2022, alrededor de 1 millón de pibes se quedaron afuera del sistema. Caída que se espera sea mayor en el mismo período de 2022 y 2023 por la inflación”, concluyó Campos.

Escuchá la nota completa:

Ilustración: Marcelo Spotti

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico