Canal Abierto Radio | Tras la publicación del índice de inflación de noviembre que fue de 4,9% y en el área de alimentos de 3,9%, el Ministro de Economía Sergio Massa se adjudicó una buena gestión. Sin embargo, esto no se sintió en el bolsillo de la ciudadanía que, a la espera de un nuevo año, advierte más ajuste según lo expresado en el Presupuesto 2023.

“Estamos cerrando un año muy atravesado por el acuerdo con el FMI. Todo lo que vivimos -los conflictos, golpes y palaciegos- estuvieron sesgados y condicionados por eso; desde el cumplimiento parcial de (Martín) Guzmán, las pujas internas del partido gobernante en el mes de julio y el cumplimiento a rajatabla que se adjudica Massa reivindicando su gestión”, indicó Alejandro López Mieres, analista económico, en comunicación con Canal Abierto Radio.

Asimismo, destacó “hechos centrales” que marcaron la semana anterior y la actualidad económica: “El acuerdo con EEUU de intercambio de información fiscal porque esta era la pre-condición de un blanqueo; y la colocación de deuda exitosísima y sorpresiva porque vencían 410 mil millones de pesos y el Tesoro colocó el doble permitiéndole cumplir prácticamente como una carambola con tres pre-condiciones que tiene el FMI para activar los pagos”.

“Lo que logra Massa con esto y con el índice de inflación que rompió el 5% hacia abajo es, primero, que estos ratios firmados con el Fondo se cumplan y ya esté prácticamente asegurado el primer pago en febrero del 2023 casi por 5.800 millones de dólares. Pero veremos cuál es el costo de esto -advirtió López Mieres- porque, ¿de dónde salió esa plata? No sea cosa que hayamos tenido municipios, gobernaciones y excedentes del sector público que tendrían que ser aplicados para otros fines asistiendo al Tesoro”, remarcó.

Respecto a los índices de inflación publicados por el INDEC, el especialista cuestionó: “¿Por qué cuando la proyección de la mayoría de las consultoras era del 6.1, dio el 4.9?”.

“Resulta sorprendente -continuó- que en Alimentos y Bebidas alcohólicas, que era el rubro que más estaba potenciado, esté por debajo del 3.5 y promedió hacia arriba el tema de los tarifazos y el servicio de Internet. Me refiero al cuasimonopolio de Personal Flow”. Y sobre el impacto del programa Precios Justos, destacó: “No se puede explicar sólo por esto este 4.9”.

“Es muy difícil hacer una proyección y ver cómo el plan de Precios Justos puede justificar el mantenimiento de una inflación mucho más baja”, aseguró, señalando que desde el Gobierno, el viceministro de Economía Gabriel Rubinstein, sostuvo que “esto no es solamente por Precios Justos, sino que en realidad se debe a la disciplina macroeconómica aplaudiendo el ajuste llevado a cabo por la gestión. Es muy triste pero es la realidad”, advirtiendo sobre la baja de miles de programas sociales.

“Esto de cumplir con las condiciones del Fondo y ponernos contentos porque entonces nos presta la plata que le tenemos que pagar no suena muy razonable porque tiene consecuencias no sólo en el bolsillo del pueblo sino en la actividad que está teniendo una caída muy importante y estancamiento que tiene que ver con dos factores: la monstruosa inflación y la limitación de importaciones para acumular reservas netas, lo que implicó la imposibilidad en muchos sectores de poder importar bienes intermedios de usos difundidos que son para la producción, por lo que se está produciendo menos”, finalizó Alejandro López Mieres.

Escuchá la nota completa:

Ilustración: Marcelo Spotti

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico