Redacción Canal Abierto | Desde la sede central en el barrio porteño de Belgrano partió la movilización de Fabricaciones Militares (FM), para reclamar contra los despidos y el vaciamiento de una empresa estatal que hasta el año pasado contaba con cinco plantas. Enero comenzó con una de ellas cerrada, la de la localidad bonaerense de Azul, y sus 209 trabajadores en la calle. Agosto trajo nuevos despidos en las de Fray Luis Beltrán (49), Villa María (42) y Río Tercero (59), y la suma es escalofriante si se toman en cuenta los otros 100 despidos sufridos a fines de 2017,  y los 144 despedidos de la Sede Central que datan de principios de 2016.

La movilización se movió hasta el Congreso nacional y allí confluyó con otra, la de Agricultura Familiar, un sector igual de diezmado por la administración actual que concentró temprano frente el Ministerio de Agroindustria, responsable de los despidos en toda el área y el desmantelamiento de políticas públicas enteras que alcanzaban a los sectores más vulnerables. En lo que va del año, son más de 150 los despedidos, entre ellos 17 técnicos que acompañaron los procesos de organización de comunidades enteras. En 2016, hubo otros 160 y se preanuncian 600 nuevos despedidos entre los apenas 1.000 trabajadores que quedan en el programa.

Al llegar al punto de reunión, un escenario montado por ATE Nacional frente al edificio Anexo al Congreso convocó a realizar, en lugar de una audiencia adentro del Congreso, una asamblea popular afuera de él. Damián Albornoz, secretario gremial de ATE Río Tercero, en representación de esa planta de FM, comenzó los discursos y anunció: “Nosotros los trabajadores, vamos a hacer lo que tengamos que hacer dentro de cada una de las fábricas, construiremos fuerza, lazos de unidad con la comunidad. No nos han derrotado, sólo nos han dado un golpe, pero no me queda ninguna duda de que vamos a salir adelante, vamos a reincorporar a los compañeros y a repotenciar la fábrica”.

En representación de Agricultura Familiar, el delegado Leonardo Janjetic recordó que son uno de los sectores más afectados por el ajuste “porque el ministro que tenemos (Luis Miguel Etchevehere) es nada más y nada menos que un representante de la Sociedad Rural y no hay peor piedra en el zapato que los agricultores familiares que estamos peleando para que no avance la frontera agropecuaria, la megaminería, y el agronegocio”.

También se acercaron diputados de distintos bloques a solidarizarse con los reclamos, entre ellos Gabriela Estévez, Romina Del Plá, y Roberto Salvarezza.

“Hoy frente a Agroindustria, frente a Fabricaciones Militares, frente al Congreso, ratificamos este compromiso y esta convicción: el plan de lucha en el que estamos insertos va a profundizarse –sostuvo frente a la multitud Hugo Godoy, secretario general de ATE Nacional y secretario adjunto de la CTA Autónoma-. Quiero ratificar una decisión para que volvamos a nuestros lugares y empecemos a multiplicar las asambleas comunitarias, necesitamos ir construyendo las condiciones para un paro nacional comunitario en todo el país”.

Y afirmó: “El 12 de septiembre hagamos paro de ATE con corte de ruta en todo el país. El paro nacional nacerá de nuestra voluntad y de nuestra decisión hasta lograr la recuperación del trabajo, la reapertura de la fábrica y la constitución de un Estado al servicio de las mayorías populares y no al servicio de la entrega del país”.

en octubre

Nuestros temas