Redacción Canal Abierto | El relevamiento recientemente difundido por la junta interna de ATE en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) arrojó que un hogar constituido por una pareja y dos menores necesitó $44.569 para cubrir una “Canasta de Consumos Mínimos”. Este valor se compone de una canasta alimentaria mínima de $14.350 y otra de consumos mínimos equivalente a $30.219.

No cabe duda que la inflación es el principal problema de la mayoría del pueblo argentino, y la “espada de Damocles de un Gobierno que sigue perdiendo apoyo popular, nada mas y nada menos, en plena campaña electoral.

Con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo de 4,7%, la inflación acumulada en el primer trimestre llegó al 11,8% y sumó la mitad de lo proyectado para todo 2019. También según los últimos datos del Indec, la suba interanual alcanza el 54,7%.

Sin embargo, según los trabajadores del Instituto, lo peor no pasó: “las proyecciones para lo que queda del año no dan ninguna esperanza de mejora”. De acuerdo a la mayoría de los analistas, este año la inflación no bajaría del 35%.

Mientras el análisis de la junta interna plantea una canasta de consumos mínimos en torno a los $44.500, los datos oficiales hablan de una remuneración promedio para el sector privado de $29.617. En tanto, el salario mínimo que hoy rige en Argentina es de $12.500 y cubre tan sólo un 28% de la canasta en cuestión.

El salario mínimo, vital y móvil, en su nivel más bajo desde 2004

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas