Redacción Canal Abierto | En el día del patrono de los trabajadores y las trabajadoras y bajo la consigna “pan, paz, tierra, techo y trabajo”, movimientos sociales y sindicales encabezaron la multitud que marchó desde la iglesia de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers hasta Plaza Congreso.

Hacia allí, CTEP, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, la CTA Autónoma, el Frente Popular Darío Santillán -entre otras organizaciones- llevaron el pedido expreso de políticas públicas que impulsen el empleo y pongan un freno a la pérdida de poder adquisitivo del salario, por citar sólo algunas de las cuestiones que hoy más preocupan a los argentinos. Estas, a su vez, forman parte de los ejes de debate de cara a las próximas elecciones.

En el punto de partida de la movilización, la iglesia del santo ubicada en Cuzco 150 de la Ciudad de Buenos Aires tuvo abiertas sus puertas desde anoche para recibir a los miles de fieles que se acercaron. No es casual, tal como viene sucediendo en las últimas marchas, el considerable incremento en la cantidad de personas de un año a esta parte.

Trabajo

Según los últimos datos del INDEC, la tasa de desocupación en Argentina subió del 9,1 al 10,1 por ciento en doce meses. Proyectado al total de la población urbana, esto significa que hay 1.961.840 personas (211.800 nuevos desempleados en un año) sin trabajo y si se incluye la población rural, el desempleo golpea a más de 2 millones de ciudadanos.

Pero dadas las características que presenta el mercado laboral argentino, al observar los denominados “ocupados demandantes”, la tasa sube en un año de 15,3% a 17,5%.

Pan

Ni siquiera el oficialismo es capaz de contrastar el alarmante aumento del desempleo, ni mucho menos de pobreza y la indigencia. Según el informe La pobreza sigue subiendo del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), los primeros tres meses de 2019 ésta llegó a afectar al 34,1% de la población, lo cual implica que 15,3 millones de personas son pobres. Las cifras son escandalosas, más aún si se tiene en cuenta que, según el INDEC, hace un año la pobreza se ubicaba en el 25,5%.

A su vez, en los últimos 12 meses, la indigencia infantil (menores de 14 años) subió del 7,8 al 11,3% y la pobreza subió del 38,2 al 49,6%, de acuerdo a los datos procesados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC del primer trimestre de este año.

La situación también es compleja aún entre aquellos “afortunados” que no cayeron en el desgraciado raid de despidos y cierres de los últimos años. De acuerdo a datos del primer del INDEC, el 24,5% de los que tienen empleo son pobres.

Tierra

“Denunciamos la creciente expulsión de campesinos, pequeños productores y pueblos originarios del campo argentino, la destrucción de los bosques y la biodiversidad, la extranjerización de la propiedad de la tierra”, aseguran desde la CTEP. El hecho es que los datos oficiales revelan que existen hoy 13.378.912 hectáreas que están registradas en manos de extranjeros.

Entre las zonas con altos porcentajes de extranjerización durante los últimos años se encuentran Campana en Buenos Aires con el 50,27%, Iguazú en Misiones con el 38,80%, o Lacar en Neuquén con el 53,38%. Pero el ranking lo encabezan las históricas localidades salteñas de San Carlos con 59, 82% y el departamento de Molinos con 57,79%.

A fines de junio de 2016, sólo seis meses después de asumir en gobierno, Mauricio Macri modificó por decreto la Ley de Tierras votada y sancionada en 2011, la cual apuntaba a poner coto al proceso de extranjerización que hace décadas sufre el territorio argentino. Ya en aquel entonces, la situación era alarmante: según un relevamiento oficial, el 79,74% de la superficie rural extranjerizada estaba en manos del 1,35% de los propietarios (253 titulares).

Techo

Hace tan sólo algunas semanas atrás dirigentes de Cambiemos se vieron envueltos en una polémica luego de que varias asociaciones civiles porteñas, entre ellas clubes de fútbol, abrieran sus puertas para mitigar la situación de las personas en situación de calle.

El segundo Censo Popular de Personas en Situación de Calle, que llevaron adelante organizaciones sociales y voluntarios, desnudó una dolorosa realidad: sólo en la Ciudad de Buenos Aires, 7.251 personas viven en la calle.

“Es mentira que el frío mata, lo que mata es la desidia y violencia del Estado”, sostuvo a este medio Horacio Ávila de Proyecto 7 (organización integrada por gente en situación de calle). Cada año, en la Ciudad más rica del país mueren 100 personas en situación de calle.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas