Redacción Canal Abierto | En 2008, el alejamiento del oficialismo del entonces jefe de Gabinete y actual presidente, Alberto Fernández, tuvo mucho que ver con la Resolución 125. La medida imponía retenciones al campo y finalmente no salió, pero fue mucho más que eso. La 125 dividió aguas para siempre en la sociedad y también en el peronismo.

Desde entonces, en el imaginario social argentino la palabra “retenciones” opera como un significante poderoso que despierta pasiones a uno y otro lado de una grieta que se abría en 2008  y que la nueva gestión brega por cerrar once años después. Habida cuenta de que fue el macrismo y sus adalides quienes más se beneficiaron de ella.

Este sábado por la mañana, el decreto 37/2019 salió publicado en el Boletín Oficial y estipuló que las retenciones a las exportaciones de granos pasarán a tener una alícuota del 12%, en lugar del monto fijo de 4 pesos por dólar, establecido en 2018 cuando la divisa apenas rondaba los $40. La medida operó como un déjà vu.

El clima se había caldeado ya el viernes, cuando curiosamente el juez federal de San Nicolás, Carlos Villafuerte Ruzo, decidió sacar del cajón una causa del tan emblemático 2008 contra los dirigentes rurales Eduardo Buzzi, Mario Llambías, Luciano Miguens, Hugo Biolcati y Fernando Ginoino por haber cortado la ruta 9. Y los procesó.

Inútil fue que el Presidente pidiera a los productores agropecuarios “que no se inquieten” y explicara que sólo se trata de una actualización de las “las retenciones que ya existían” y que, por cierto, Mauricio Macri se vio obligado a reponer cuando la inflación estragaba los salarios.

Inmediatamente, el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, señaló que el Presidente “comienza a faltar a su palabra” porque éste no es un anuncio “a favor de la producción, alentándola”, como esperaban desde la confederación. En tanto, Daniel Pelegrina, presidente de Sociedad Rural, aseguró que cuando Fernández “era candidato dijo que nos iba a consultar, y eso no ha sucedido”. Los diarios de mayor tirada hicieron su parte.

 

La historia no se repite igual

Pero, a diferencia de entonces, el campo de 2019, crisis mediante, ya no es un bloque unido y nuevos actores pesan con voz propia. “Las retenciones son un instrumento de la economía, y a diferencia de lo que muchos plantean, que no sirven para nada, a nuestro entender sirven para ayudar a la agroindustria nacional, a la ganadería, a las producciones”, sostiene en diálogo con Canal Abierto Juan Manuel Rossi, presidente de la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe) que representa a entidades agropecuarias y agroalimentarias.

“La medida nos sorprendió como a muchos, si bien éramos conscientes de que esto se venía y que había que actualizar, lo estábamos conversando con algunos funcionarios y pensábamos que antes del anuncio íbamos a poder charlarlo. Pero ya está, la decisión está tomada y sí nos parece que ahora debería llegar una segmentación. Los productores más chicos no pueden pagar lo mismo que un productor grande –analiza Rossi-. Es el momento de poder sentarse a discutir y armar el esquema de retenciones en base a beneficiar a los productores más chicos y de esta manera reactivar la economía del interior del país. Estamos conversando y estimamos que puede llegar a buen puerto, que tendremos buenas noticias en las próximas horas”.

Por su parte, desde el Foro Agrario Nacional, a través de un comunicado titulado Retenciones: el campo que sí las apoya, afirmaron acompañar “medidas redistributivas como las retenciones a la exportación, sobre todo en momentos de una Emergencia Social y Alimentaria”.

“Nuestro campo, el que trabaja con los pies en la tierra, propone retenciones segmentadas. Esto quiere decir gravar la exportación según la facturación de las cooperativas y la situación de las economías regionales. En este sentido era lógico que el nuevo gobierno iba a actualizar el derecho a exportación. Los $4 adicionales fueron tomados con un dólar a $38 contra los $63 actuales”, reza el comunicado.

Tampoco faltaron críticas a la Mesa de Enlace que, según Rossi, “no representa a todo el sector productivo”. “Ahí tampoco hay un acuerdo sobre el tema, porque a los productores más grandes no les interesa la segmentación y a los productores más chicos sí. Hay una cantidad de entidades, como nuestras cooperativas, que no están representadas en la Mesa de Enlace y que tenemos propuestas. Hoy parece que todo es retenciones, pero está el tema del financiamiento, el seguro contra riesgo, los caminos rurales, hay muchas políticas que se pueden tratar. Y con las retenciones se pueden generar fondos de incentivo como, por ejemplo, a la exportación de carne”, agrega.

El Foro Agrario diseñó un Programa Agrario Soberano y Popular con 21 propuestas concretas que fueron presentadas en más de diez provincias argentinas y que esperan sea tomado por el nuevo gobierno.

Te puede interesar: Con fuertes críticas al Gobierno comenzó el Foro Agrario Nacional

Otras agrupaciones de pequeños productores, campesinos, pueblos originarios y trabajadores rurales también salieron a apoyar públicamente la decisión del gobierno: “Entendemos que esta medida apunta a resolver la emergencia social en la que se encuentra inmerso nuestro país luego de cuatro años de neoliberalismo en el poder. Esta medida implica caminar en la senda de reformas para la  justicia fiscal, donde aquellos sectores de la sociedad que más ganancias se apropian aporten a los fondos que alivien el sufrimiento de los más humildes. Resolver la situación de hambre e indigencia del más del 40% de la población debe no ser solo la prioridad del gobierno, sino un deber de toda la sociedad”, dicen en un texto que circula desde el fin de semana.

“Sabemos que estas medidas, orientada a uno de los sectores de mayor concentración de poder económico que es el conglomerado exportador, tienen como objetivo también poder influir en los precios internos a fin de aliviar también a las familias de clase media. Este aumento no pone en riesgo los niveles de rentabilidad de los sectores concentrados, y son justamente estos lo que toman de rehenes a nuestros pequeños y medianos productores trasladándoles los costos de estas medidas”, concluye el comunicado firmado por MTE Rural; MNCI Vía Campesina; Frente Agrario Evita; Federación Nacional Campesina; y la Asociación de Mujeres Rurales Argentinas Federadas, entre otras.

Te puede interesar: “La agricultura familiar es sujeto de desarrollo, no solo de asistencia social” | Entrevista a Benigno López, del Frente Nacional Campesino

 

Foto: Dirigencia actual de la Mesa de Enlace 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas