Redacción Canal Abierto | En el marco de la negociación paritaria 2020, cuyo primer tramo se concretó a fines de septiembre con un 7% de aumento, los gremios estatales mayoritarios acordaron con el Gobierno un aumento salarial de 18% a efectivizarse en tres cuotas: 4% en febrero, 6 % en marzo y de 8% en mayo de 2021, sobre las retribuciones vigentes a septiembre. Además de la incorporación permanente de la suma fija de $ 4.000 para salarios de hasta $60.000 brutos -para las retribuciones vigentes a enero de 2020-; y un bono de fin de año de $4.000 para el mismo universo de trabajadores y trabajadoras.

El porcentaje otorgado, sumado al incremento anterior, arroja un acumulado de 25% para la paritaria nacional. Sin embargo, por efecto de las sumas fijas mencionadas, tiene un impacto proporcional mayor sobre los salarios más bajos dentro de las diversas escalas: para una categoría SINEP D-5, por ejemplo, constituye un incremento de 35 %.

Además se estableció: la renovación de la suspensión del régimen de Alta Dirección Pública, hasta el 31 de diciembre de 2021; la habilitación al personal del Sistema Federal de Manejo del Fuego a incorporarse al anexo del CCTG 214/06 y la convocatoria a la comisión negociadora para armar el convenio colectivo sectorial correspondiente; la adecuación del premio estímulo por asistencia; y también se incorporó como obligación del Estado empleador proveer lactarios en los espacios de trabajo, para madres en período lactante, en condiciones adecuadas.

Al finalizar la reunión, Hugo “Cachorro” Godoy señaló que “recibimos una propuesta del gobierno que hemos aceptado que supera a la propuesta presentada en septiembre. Entendemos que si bien permite a más de la mitad de los trabajadores empatar la inflación queda una parte de los trabajadores por debajo de la inflación, por lo tanto en términos económicos es insuficiente pero, en el contexto actual, y tras el logro fundamental de pasar a 29.000 trabajadores a planta permanente y reubicar a otra porción importante recategorizándolos son las razones por las cuales, después de 15 años y en el marco de un contexto de discusión muy rico, estamos firmando este acuerdo paritario”.

Por su parte, Rodolfo Aguiar señaló que “estamos en otra jornada muy importante para nuestro sindicato porque con la misma convicción que hemos rechazado en sucesivas gestiones nacionales, hoy hemos decidido aceptar y creemos que se ha iniciado un proceso para cumplir con la primera demanda que es la de reparación del daño que en los últimos año se había generado sobre los ingresos y que habían deteriorado gravemente los salarios en el sector público. Se inició la reparación pero nuestro segundo reclamo que es la recuperación queda pendiente y demandará un mayor tiempo”.

Te puede interesar: Concursar 2.0: el sistema para dar estabilidad en el Estado e impulsar la carrera pública | Con la presencia de los gremios, el Gobierno anunció un plan que permitirá el pase a planta permanente y la recategorización de 30 mil estatales.

En ese tono, agregó que “en un año absolutamente complejo, tenemos un sindicato que no paró un solo día de trabajar y logró defender todas las fuentes de empleo, que se produzcan numerosas reincorporaciones, y lo más importante con este acuerdo que se acaba de firmar, el mayor universo de trabajadores iguala o supera la inflación de este año”.

Fuente: Prensa ATE

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico