Por Leo Vázquez | Desde hace ocho meses FM Reconquista, con licencia para ocupar la frecuencia del 89.5 mhz y con más de 33 años al aire en José León Suárez, San Martín, es interferida por la nueva emisora del poderoso multimedios Octubre, propiedad del presidente del PJ porteño y titular del Suterh -sindicato de trabajadores de edificios-, Víctor Santa María, que además posee otros grandes medios como la AM 750, el diario Página/12, el canal IP Noticias, Canal 9 y las radios Aspen y Club 94.7, entre muchos otros.    

El caso se suma a los de FM Riachuelo 100.9 y La Milagrosa 100.9, ubicadas una en cada borde de la Ciudad de Buenos Aires, que recibieron denuncias y amenazas y son hostigadas por FM Blue 100.7, del grupo América, el segundo más grande del país después de Clarín, que además tiene empresas de comunicación como el canal de aire América TV, el de cable A24, la radio La Red y el portal Primicias YA. Al frente del holding se encuentran el empresario Daniel Vila y el ex ministro de Menem José Luis Manzano, junto al dueño de Swiss Medical, Claudio Belocopit.

Ante los múltiples reclamos, gestiones y denuncias que realizaron las organizaciones afectadas por las grandes compañías, la autoridad en la materia, el Ente Nacional de las Comunicaciones, hasta el momento se limitó, en el mejor de los casos, a intentar facilitar acuerdos entre las partes en lugar de hacer cumplir la ley y sancionar a los medios de mayor alcance.

Si bien la historia de los poderosos pisoteando a los de abajo es repetida y carece de sorpresa, conviene revisar el rol del Estado en su obligación de apoyar el desarrollo comunitario y, en el caso de la comunicación radiofónica promover y garantizar la existencia de medios de gestión social, que además en los últimos meses han sido fundamentales en la contención de los efectos de la crisis y la pandemia en los territorios.

En este informe, un repaso de los casos sonantes.

FM Reconquista 89.5    

La emisora de Suárez transmite con 1 kilowatt y comenzó a ser interferida en 2019 por FM Arpeggio, que luego dejó de existir y en su lugar apareció con una potencia aplastante de 40 kilowatts Mucha Radio 89.5, cuya frecuencia asignada originalmente en realidad había sido el 91.7mhz.

Ante los reclamos en ENaCom, que comenzaron en septiembre de 2020, se abrió un espacio para intentar un acuerdo que conforme a ambas partes.

Consultada por Canal Abierto, Margarita Palacio, directora de FM Reconquista, advierte que, al día de hoy, “las interferencias continúan, los trámites están parados”.

“Ellos habían ofrecido en su momento comprarnos unas nuevas antenas de carácter direccional para recuperar San Martin, pero eso no nos conviene, porque nosotros siempre usamos una antena omnidireccional porque son terrenos bajos y con eso llegábamos a todas las organizaciones con las que nosotros articulamos a la redonda, si ponemos direccionalidad vamos a perder a muchas organizaciones que teníamos con la posibilidad de la escucha de la radio”, agrega.

ENaCom resolvió aplicar una sanción económica leve, que según pudo saber este portal rondaría los $50.000, y que de todas formas todavía no fue aprobada. Por otro lado, la multa no sería cobrada por la emisora damnificada, sino por el organismo, aunque la importancia de la sanción radicaría en su función de prueba para un eventual juicio.

Según interpretan desde la radio comunitaria, la sanción seria leve porque constituye una falta grave solo aquella que se reitera más de una vez  en un año. Sin embargo, advierten que si se contabilizara cada día de interferencias, el castigo debería ser implacable. Aunque el articulado tiene una trampa, porque habla de dos denuncias en un año pero con comprobación del ENaCom, “por eso cuando nosotros denunciamos en septiembre ellos hicieron en diciembre el chequeo de las interferencias, porque de esa manera solo podía caber una denuncia en 2020”, alertan.

“Y si ahora hiciéramos otra denuncia, hasta que pase la pandemia los van a terminar mandando en noviembre o diciembre, y vamos a estar eternamente con una sola denuncia por año”, lamentan.

La explicación que ofrecen los funcionarios del ente de comunicaciones es la falta de un plan técnico en las anteriores gestiones que debería haber regido el proceso de normalización en la ciudad de Buenos Aires, ante lo cual las emisoras no tuvieron un parámetro claro para instalar sus antenas y plantas transmisoras.

“El ENaCom tiene la obligación de arbitrar y tiene que firmar el acuerdo y garantizar el cumplimiento. Y si no se cumple, que le den de baja la licencia. Nosotros no queremos que se cierre la emisora, ellos expresan un desprecio impresionante por nuestro laburo y por lo pobres, y eso es lo que no podemos permitir”, denuncia Margarita Palacio.

“Basta de interferencias, los que se tienen que ir del dial son ellos, la única solución es que se vuelvan al 91.7 que es donde les concedieron la licencia en agosto de 2020”, suma.

“Los varones, en este caso de la radio que nos interfiere, no soportan que un grupo de mujeres, protagonistas de muchas actividades que empoderan a nuestras comunidades humildes, ejerzan el derecho humano de la comunicación  y lo defiendan”, destaca la mujer al frente de la FM comunitaria, que además, resalta:

“Nunca hubo una sanción fuerte o quita de licencia por interferencias en toda la historia del COMFER, el AFSCA ni el ENaCom”

La radio, la organización  

FM Reconquista es la emisora de la Asociación de Mujeres La Colmena que trabaja en el barrio de Villa Hidalgo, en José León Suarez, desde principios de la década del 80. Además de la radio, creada en 1988 como continuidad de la revista barrial Renaciendo, la organización ha fundado jardines de infantes comunitarios que fueron reconocidos por el Estado, y tiene una afirmadísima inserción social en el Área Reconquista, la zona de barrios, villas y asentamientos que bordea al Rio Reconquista, al norte del partido de San Martín. Es fundadora de FARCO, tanto es así que ya integraba el grupo originario que primero se llamó ARCO, Asociación de Radios Comunitarias. En 2019, después de años de luchas y tramites, y habiendo tenido los permisos provisorios desde siempre, el ENaCom le otorgó finalmente su licencia.  

Como organización social, participa de la Mesa Reconquista, la Red de Centros de Infancia, el movimiento Chicos del Pueblo, la Red de Medios de San Martín, la Red provincial de Jardines Comunitarios, entre otros, y en sus instalaciones se cursan varias comisiones del FINES. Durante la pandemia ha redoblado su tarea social para acompañar a las familias del barrio más afectadas por la crisis.

La Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual acompaña las gestiones de FM Reconquista, al igual que distintos dirigentes políticos, la Universidad Nacional de San Martin, el municipio y el Ministerio de las Mujeres de la provincia de Buenos Aires, entre otros.

Otras voces

En marzo, Luis Lázzaro, director de Relaciones Institucionales de ENaCom, le concedió una entrevista a FM Reconquista, en la que reconoció que “gracias a esa lucha y gracias a la ley, esta radio ha podido obtener su licencia que es la herramienta jurídica que le debe posibilitar defender sus derechos”.

Y sobre el conflicto, explicó: “ENaCom lo que ha hecho es llamar a una mediación, una serie de audiencias con la premisa de asegurar que la posición que históricamente ocupó y declaró FM Reconquista sea respetada, y esa es una tarea que debe estar a cargo del ente regulador y la autoridad de aplicación, en un proceso en el cual se espera que se pueda llegar a un mecanismo de solución técnica sobre la base de garantizar las emisiones de Reconquista sigan siendo de la misma calidad e intensidad”.

En febrero, el vicepresidente de ENaCom, Gustavo López, habló sobre la cuestión en Radio Grafica: “Tratamos de alcanzar una solución a través del diálogo, tuvimos seis audiencias de conciliación entre las partes, se abrió el sumario contra Mucha Radio y pedimos que baje la potencia hasta que encontremos una solución técnica”.

Por su parte, Pablo Antonini, presidente de FARCO, explicó que “el dictamen de la Defensoría es muy claro, lo que hay es una radio que apareció de repente y despojó de su propio aire a otra que hace 33 años que trabaja en el territorio, y cada día que pasa sin resolverse el tema es un día en el que la radio avasallada no puede funcionar y que la radio nueva funciona normalmente, entonces no da lo mismo que se resuelva antes o después”.

“No peleamos tanto por una comunicación democrática para que siga prevaleciendo la ley del más fuerte”, sintetizó.

La Milagrosa, FM 100.9

FM la Milagrosa nació hace 13 años en Villa 15, Ciudad Oculta, recostada sobre una de las paredes del Elefante Blanco, el hospital abandonado que fue demolido en 2018. Desde entonces se encuentra en el barrio de Mataderos, en el tercer piso del club Cárdenas, a dos cuadras Ciudad Oculta, y a cuatro de la General Paz. “Tanto la audiencia como quienes hacemos la radio somos vecinos y vecinas del barrio”, destacan sus integrantes.

Además de trabajar con la comunidad y con muchas otras villas del suroeste de la Ciudad, también articula con varios barrios populares del conurbano, como Villa Palito, Puerta de Hierro y Las Antenas, con una propuesta basada en la formación y capacitación en comunicación popular. Actualmente integra la red de FARCO.

Los integrantes de la radio se acostumbraron en los últimos años a soportar la presión del grupo empresario América mediante llamadas telefónicas y mensajes amenazantes. Situaciones tan alarmantes como insólitas demuestran la persecución a la que viven sometidos. Por ejemplo, recibir acusaciones de interferencias en momentos en los que la radio no está al aire, o advertencias policiales en la vía pública.

Es el caso de un momento increíblemente llamativo de hace dos semanas, cuando se disponían a hacerle una entrevista telefónica a Gustavo López, vicepresidente de ENaCom, y justo cuando la nota comenzaba se interrumpieron la emisión y los sistemas de comunicación de la radio, incluida la línea por la cual se estaba efectuando la llamada. Hasta ese momento del día, el programa ya había realizado dos entrevistas, sin ningún tipo de inconveniente técnico. Luego del corte, cuando pusieron a sonar una canción, se restablecieron todos los sistemas y la emisión.

Anteriormente, durante una actividad abierta en una plaza, la Policía de La Ciudad se apersonó por una supuesta denuncia de ruidos molestos, pero además los agentes avisaron “ustedes están interfiriendo otra radio”, una cuestión absolutamente por fuera de las competencias policiales.

Consultada para esta nota, Johanna Adamo, una de las coordinadoras, cuenta: “Tuvimos un tiempo en el que no transmitimos y cerramos la radio por un caso de covid positivo, y aun así nos seguían diciendo que estábamos interfiriendo”.

Hace más de dos años empezaron las interferencias, pero a mediados del año pasado se sumaron las amenazas y operaciones intimidatorias. “Al principio hubo mucho diálogo, hasta que tuvimos que dejar de contestar cuando el hostigamiento se puso más complejo”, agrega Johanna.

Junto a la Defensoría del Público presentaron una nota en ENaCom, de la cual no tuvieron respuestas, por lo que próximamente enviarán una segunda carta pidiendo la conformación de una mesa de discusión para reclamar el reconocimiento de la radio.

Al momento de escribirse esta nota, la emisora comunitaria nunca recibió una notificación oficial por parte de ENaCom. El organismo entabló diálogos informales con FARCO, pero no respondió los requerimientos de la radio perjudicada.

Juan Núñez, director La Milagrosa, cuenta a Canal Abierto: “Con la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires también tuvimos algunos diálogos extraoficiales, pero hasta el momento no tenemos novedades de ninguna institución del Estado”.

Además, La Milagrosa también llevó su situación a la Defensoría del Público: “ante la insistencia de radio Blue con los mensajes y las llamadas lo que hicimos fue mandar una nota solicitando acompañamiento o asesoría. A través de la Defensoría presentamos una nota a ENaCom que tampoco respondieron”, completa Núñez.

FM Riachuelo, FM 100.9

FM Riachuelo emite desde La Boca. Es la emisora del Movimiento Popular Los Pibes, que a su vez integra la Ctep. En 2019 fue denunciada por primera vez, por supuestas interferencias, también por Blue FM,  la emisora del grupo Vila-Manzano. En aquel entonces, una gran campaña de visibilización con la consigna “La Riachuelo no se apaga” logró arrancar el compromiso de los funcionarios de ENaCom de que no se declararía ilegal a ninguna radio comunitaria y que se sostendría abierto el proceso de normalización.

Sin embargo, la radio grande siguió hostigando a la más chica. En 2020 comenzaron los llamados directos, de los directivos de Blue a los integrantes de Riachuelo.

Uno de los que suele efectuar las intimidaciones personalmente es nada más ni nada menos que Julián “Pento” Etcheverría, director de contenidos de Blue y otras radios del grupo América, tristemente célebre por haber protagonizado el despido de Víctor Hugo Morales de Continental, cuando era gerente de programación de esa radio, de la que poco tiempo después él mismo fue despedido por el bajo rating.

“En 10 años de existencia de la radio no habíamos tenido nunca un conflicto. Nos llamaban los feriados, los domingos, diciendo que estábamos interfiriendo, pero la Blue es la radio que mejor suena en la ciudad de Buenos Aires”, aclara Manuel Ferrer, coordinador de la radio.

“Nosotros siempre tuvimos vocación de acceder a la licencia, es una radio qua nace de la experiencia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, hicimos todos los trámites, nos censamos, nos empadronamos, reclamamos normalización desde 2018, es el reconocimiento que nos corresponde”, agrega.

En ENaCom presentaron dos veces el reclamo, en noviembre de 2020 y en febrero 2021. Ninguno de los dos fue respondido por el organismo.

FM Riachuelo y La Milagrosa realizaron una presentación conjunta con acompañamiento de la Defensoría del Público, para avanzar hacia una mensa de trabajo que culmine en la normalización de ambas estaciones.

 “Lo único que hace falta para otorgar una licencia es la decisión política del Estado, porque el resto está, y si no esta se construye, pero lo que tienen que hacer es habilitar el proceso de normalización de las que faltan. Las que existían antes de la ley pudieron acceder a esa normalización en zona de conflicto, pero todas las radios que surgimos después de la ley de comunicación audiovisual, quedamos afuera de todo”, concluye Manuel.

Te puede interesar: “FM Riachuelo no se apaga”

Collage principal: Nahuel Croza

1 comentario

  • […] FM Riachuelo emite desde La Boca. Es la emisora de la Organización Social y Política Los Pibes, que a su vez integra la CTEP. En 2019 fue denunciada por primera vez, por supuestas interferencias, por Blue FM,  la emisora del grupo Vila-Manzano. En aquel entonces, una gran campaña con la consigna “La Riachuelo no se apaga” logró arrancar el compromiso de los funcionarios de ENaCom de que no se declararía ilegal a ninguna radio comunitaria y que se sostendría abierto el proceso de normalización. Sin embargo, la radio grande siguió hostigando a la más chica. En 2020 comenzaron los llamados directos, de los directivos de Blue a los integrantes de Riachuelo. Uno de los que suele efectuar las intimidaciones personalmente es nada más ni nada menos que Julián “Pento” Etcheverría, director de contenidos de Blue y otras radios del grupo América, tristemente célebre por haber protagonizado el despido de Víctor Hugo Morales de Continental, cuando era gerente de programación de esa radio, de la que poco tiempo después él mismo fue despedido por el bajo rating. “En 10 años de existencia de la radio no habíamos tenido nunca un conflicto. Nos llamaban los feriados, los domingos, diciendo que estábamos interfiriendo, pero la Blue es la radio que mejor suena en la ciudad de Buenos Aires”, aclara Manuel Ferrer, coordinador de la radio. “Nosotros siempre tuvimos vocación de acceder a la licencia, es una radio qua nace de la experiencia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, hicimos todos los trámites, nos censamos, nos empadronamos, reclamamos normalización desde 2018, es el reconocimiento que nos corresponde”, agrega. En ENaCom presentaron dos veces el reclamo, en noviembre de 2020 y en febrero 2021. Ninguno de los dos fue respondido por el organismo. FM Riachuelo y La Milagrosa realizaron una presentación conjunta con acompañamiento de la Defensoría del Público, para avanzar hacia una mesa de trabajo que culmine en la normalización de ambas estaciones.  “Lo único que hace falta para otorgar una licencia es la decisión política del Estado, porque el resto está, y si no esta se construye, pero lo que tienen que hacer es habilitar el proceso de normalización de las que faltan. Las que existían antes de la ley pudieron acceder a esa normalización en zona de conflicto, pero todas las radios que surgimos después de la ley de comunicación audiovisual, quedamos afuera de todo”, concluye Manuel. Fuente: canalabierto.com.ar […]

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico