Canal Abierto Radio | El próximo sábado 18 de diciembre, la Central de Trabajadores Argentinos Autónoma (CTA-A) realizará el 5to Congreso Extraordinario en el que se debatirá la importancia de la organización sindical y necesidad de políticas de transformación en el país. La actividad reunirá a delegados y delegadas de todo el país, aunque contará con algunas ausencias producto de los rebrotes de covid-19 en algunas provincias como Santa Cruz.

Estos dos años últimos que estuvieron dominados por la pandemia han permitido poco avances en la recuperación de derechos sobre los muchos derechos perdidos en los cuatro años del macrismo. Además se ha hecho lento y difícil el avanzar con nuevos derechos que necesitamos para que el triunfo electoral que se llevó acabó en el año 2019 sobre las políticas neoliberales se afirme en políticas de transformación, porque sino hay transformación en un sentido contrario a la dirección del neoliberalismo lo que se va a producir es una gran decepción de nuestro pueblo”, remarcó Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario general de ATE Nacional y Secretario General Adjunto de la CTA Autónoma, a modo de balance de 2021 en comunicación con Canal Abierto Radio.

Y agregó: “Si bien hay muchas razones para entender el impacto de freno que produjo la pandemia en cuanto al desarrollo de políticas públicas transformadoras, también es cierto que se deja de avanzar con más decisión y eso lo vamos a ver en cómo se resuelve esta pulseada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que nos está extorsionando e imponiendo, o queriendo imponer, condiciones cuando los que deberían estar dando cuenta ante la justicia internacional de por qué dilapidaron millones y millones de dólares a sabiendas de que no se iban a poder pagar y con el solo objetivo de facilitar la fuga de capitales del país y un eventual triunfo en las elecciones de Macri que el pueblo argentino impidió que sucediera”.

El referente sindical se refirió al proceso de Golpe de Estado en Bolivia y cómo, a pesar de estar en medio de una pandemia, la “capacidad de movilización del pueblo y de lucha de ese pueblo boliviano demostró que era posible cambiar la dirección de los hechos y un año después en plena pandemia se recuperó el gobierno democráticamente”. Es por ello, que Godoy aseguró que desde la CTA-A están “convencidos de que cuando hay voluntad política se pueden producir transformaciones alentando la participación popular”.

“Cuando hay voluntad política no hay Trump ni golpe que lo pueda frenar”, manifestó el Secretario General. Y añadió: “Creo que en Argentina estamos careciendo de una mayor voluntad política y para eso es necesario acrecentar los esfuerzos de unidad y de organización de los sectores populares. Para nosotros es importante este Congreso de la CTA porque demostramos más allá de las dificultades la organización en el seno de la clase trabajadora que vamos desarrollando, y vamos incorporando nuevos sectores con mayores niveles de unidad y participación”.

En este punto, refirió al “grito de Burzaco” y los lineamientos políticos que marcaron el quiebre con la CGT en el inicio de los 90 para la conformación de esta nueva central obrera: “En la Argentina, dos años antes habíamos tenido el acceso del Peronismo al Gobierno con las consignas de “Revolución productiva y salariazo”, y ninguna de las dos cosas sucedió porque hubo una tradición a las banderas históricas del Peronismo y una transformación del Partido Justicialista en un instrumento -junto con la CGT- de consolidación del sistema que había instaurado la dictadura neoliberal en la Argentina. Por lo tanto, el desafío era afirmarnos en la idea de que la clase trabajadora es una fuerza social transformadora y revolucionaria, y que era indispensable como factor para producir y desmentir el hecho de que el capitalismo existiera de manera eterna”.

Y señaló que “la vigencia que tienen esos postulados sobre el valor de la clase trabajadora siguen siendo válidos y su contracara es el fracaso del sistema capitalista para dar cuenta de las necesidades de la sociedad del 90 hasta acá porque lo que hemos visto en los últimos 30 años en nuestro país es un capitalismo del descarte que acrecentó las masas de pobres”.

Es por ello, que Cachorro Godoy sostuvo que “ese planteo sigue teniendo validez: la necesidad de construir un nuevo modelo sindical para dar contención organizativa y de protagonismo popular al conjunto de la clase trabajadora en su heterogeneidad y su diversidad, para poder encontrar un camino emancipador para nuestra patria y nuestros pueblos”. “Creo que ese es el valor que tuvo, tiene y seguirá teniendo nuestra CTA Autónoma como un instrumento para construir un nuevo modelo y una nueva perspectiva de unidad de los sectores populares”.

En esta línea calificó como “muy importante” el acto del 10 de diciembre, día de la Democracia, asegurando que tuvo “un impacto muy grande para todo el continente” por los “importantes discursos de Pepe Mujica, Lula Da Silva, Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández porque muestra la conciencia de nuestro pueblo y el acompañamiento masivo para la unidad latinoamericana, una condición fundamental y la mejor manera de defender la democracia”.

“Cuando ves que dirigentes como Lula se recuperan de golpes de estado, pensás que también en Argentina existen condiciones y esperanzas para construir un camino que nos desate de toda dominación por parte de Estados Unidos y de cualquier otro imperio, y nos permita construir a los Latinoamericanos y Caribeños un camino propio para enfrentar la magnitud extraordinaria de esta crisis humanitaria a la que nos ha traído el sistema capitalista”, manifestó el dirigente de la CTA-A.

Teniendo en cuenta la posible candidatura de Lula en Brasil y con esperanzas de que el candidato de la izquierda chilena, Gabriel Boric, gane el Ballotage del próximo fin de semana frente “a un fascista consumado”, como llamó Cahorro al candidato de derecha José Antonio Kast, hizo hincapié en la “importancia de que en Argentina tengamos un mayor nivel de decisión política para poder llevar adelante estas políticas de transformación y es ahí donde la discusión con el Fondo Monetario Internacional se torna fundamental“.

“Si no hay una decisión de no pagar ni utilizar los recursos no se va a poder hacer el canal Magdalena, por ejemplo, y vamos a seguir dependiendo del puerto privado de Montevideo para canalizar la entrada y la salida de exportaciones e importaciones a nuestro país. Si no aplicamos una mayor inversión del Estado para una mayor redistribución de la riqueza que garantice un salario universal para terminar con el hambre en Argentina, no hay posibilidad de que se reactive el mercado interno y vamos a seguir teniendo un acrecentamiento de la brecha entre ricos y pobres en nuestro país. Si no hay una fuerte intervención del Estado para impedir que los precios sigan aumentando y que el valor de los commodities de las exportaciones lo trasladen al mercado interno porque el Estado no tiene capacidad de imponer retenciones para impedir que las trasnacionales hagan ese negocio, va a seguir creciendo la inflación“, explicó el dirigente político.

Y concluyó: “La discusión con el FMI es una discusión fundamental. Por eso es que desde la CTA Autónoma hemos resuelto presentar una medida cautelar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que no se firme ningún acuerdo antes de que se termine la investigación por las irregularidades e ilegalidades que llevaron adelante Macri y el propio FMI en una negociación absolutamente espuria. Le vamos a exigir a la justicia que transfiera toda la información de las causas que están en curso y demuestran las irregularidades que se han producido al Congreso porque no debería firmar o avalar ningún acuerdo con el Fondo hasta que esa situación judicial no quede definitivamente esclarecida”.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico