Redacción Canal Abierto | La semana pasada organizaciones populares y sindicatos encabezaron una jornada con marchas y cortes en todo el país para reclamar un Salario Básico Universal y medidas para los sectores más afectados por la crisis, como un aumento salarial de emergencia para trabajadores activos y pasivos y un agüinado para los beneficiarios de Potenciar Trabajo.

El acto central en el Puente Pueyrredón que une la Ciudad con la provincia reunió a la CTA Autónoma, la UTEP, ATE, La Poderosa, OLP, Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Frente Popular Darío Santillán, SITRAIC, Nuestramerica, FENAT y el Partido Piquetero, entre otras.

“Hay señales para intentar calmar a los mercados, pero la situación de los laburantes empeora cada día”, afirmó en diálogo con Canal Abierto el titular de la CTA Autónoma Capital, Pablo Spataro. “Un salario mínimo de 45 mil pesos hoy no alcanza: los últimos datos muestran que para no ser pobre, una familia necesita ingresos por 104 mil pesos, mientras que el piso para no caer en la indigencia ronda los 54 mil pesos”.

Sobre la situación social particular de la Ciudad, el referente social aseguró que “se viene agravando, lo cual dice mucho del panorama general, ya que es el distrito con mas presupuesto per capita del país”. “Es triste, pero hoy hay listas de espera en casi todos los comedores”.

Ante la pregunta sobre cuál es la respuesta del Ejecutivo porteño, Spataro habló de una “total indiferencia”. También se refirió a los salarios del sector público porteño: “Hoy en Salud tenemos profesionales que cobran 65 mil pesos”.

El dirigente de la Central remarcó la negativa de la administración de Horacio Rodríguez Larreta a otorgar un salario mínimo, vital y móvil (hoy en 45.540 pesos) a quienes trabajan en los merenderos y comedores, incluidas las promotoras de género y de salud: “Implicaría tan sólo un 2,2% del presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad”.

Por otra parte, se refirió al proyecto para la creación de un Distrito de la Economía Popular: “donde compañeros y compañeras que producen textiles, alimentos, juguetes y otras cosas puedan tener un lugar para ofrecerlos a un precio razonables”.

“El Gobierno (nacional) va a tener que decidir: se apoya en el pueblo o queda rehén de los poderosos grupos de presión que no liquidan exportaciones a la espera de una devaluación o de aquellos que remarcan precios todos los días”, apuntó.

Por último, Spataro llamó a participar de las elecciones del próximo 11 de agosto en las que los afiliados decidirán a través del voto directo las nuevas autoridades de la CTA Autónoma a nivel distrital y nacional: “Creemos que es importante refrendar un modelo sindical donde es fundamental el protagonismo de nuestros compañeros y compañeras, que son los que definen las políticas en cada una de las asambleas”.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico