Redacción Canal Abierto | El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer un nuevo capítulo a los pésimos indicadores económicos de los últimos meses. En marzo de 2019, la industria utilizó sólo el 57,7% de su capacidad instalada, lo que representa una baja de 9,1% que en el mismo mes del año pasado.

Así, desde otro punto de vista, durante marzo el 42,3% de la infraestructura productiva se mantuvo ociosa.

El dato representa un empeoramiento leve en relación a febrero pasado (43,8% de capacidad ociosa), pero es un desplome frente a marzo de 2018 (33,2%). Además, no sólo es el peor momento industrial de la era Macri, sino que también indica el nivel de ociosidad más alto desde julio de 2002.

 

Estos datos recientes se corresponden con los números que viene arrojando el organismo para distintas áreas de la economía. La desocupación alcanzó al 9,1% de la población el cuarto trimestre de 2018, según el último dato publicado por Indec. La recesión provocada por la devaluación y el endeudamiento registró la pérdida de más de 190.000 puestos de trabajo en 2018. Los sectores que llegaron más golpeados a diciembre fueron la industria y el comercio, con caídas de hasta el 15%.

El correlato de la desocupación, la pobreza, también subió. La última cifra del Indec habla de un 32% de argentinos bajo la línea. La indigencia llegó al 6,7% en el último semestre de 2018. Aumentaron 4,7% y 1,8%, respectivamente, en relación al semestre anterior.

De hecho, en 2018 el país encabezó el ránking de descenso interanual en producción manufacturera con una caída del 7,2%, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial. La siguen, lejos, Kazajistán, Jordania, Malta y Burundi.

promoción

Nuestros temas