Canal Abierto Radio | Pasaron casi cinco meses del cierre de un ciclo de cuatro años catastróficos para la economía nacional, en el cual se perdieron 25.000 empresas pymes. Fueron tiempos en que se priorizó la especulación por sobre las iniciativas productivas, se redujo el mercado interno, creció la capacidad ociosa en las fábricas, y en el que pequeños y medianos empresarios vieron ahogadas sus finanzas.

Tras aquel “industricidio” no fueron pocos los empresarios pyme que vieron con entusiasmo el cambio de gobierno y la reiterada promesa de “encender la economía”. “Creo que la administración de Alberto Fernández mostró algunas ideas interesante de hacia dónde había que ir, pero son cambios que llevan tiempo y se vieron complicados por la pandemia”, asegura Damián Regalini, integrante del Consejo Productivo Nacional y Mesa Nacional de Unidad Pyme.

El sector representa un 99% de los establecimientos del país, más de la mitad del valor agregado de los productos nacionales, y el 66% del empleo argentino. Entre La cuarentena más de la mitad están paralizadas o con funcionamiento parcial y solo operan normalmente un 10%.

“Las pymes llegamos a 2020 luego de transitar una guerra de 4 años contra políticas anti productivas que saquearon el capital y la producción nacional. Muchos quedaron en el camino, y las que logramos sobrevivir quedamos con la soga al cuello. En la jerga comercial se suele hablar del canuto, un mango extra para poder invertir o aguantar una crisis. Macri se llevó ese canuto. Los que no nos fundimos con el macrismo es porque tuvimos un canuto para aguantar. Hoy ese margen ya no existe”, explica.

También te puede interesar: Las pymes proponen medidas para salir del pozo

En esta entrevista con Canal Abierto, este fabricante de medias analiza la crítica situación del pequeño y mediano entramado productivo de la Argentina, plantea los desafíos y cuenta por qué el 1º de mayo decidió sentarse junto a los principales referentes de gremios y organizaciones sociales: “los que señalan como `planeros´ a quienes están sin laburo formal y se organizan en los territorios son los mismos que nos dicen a las pymes que no somos competitivas. Por ejemplo, la ex gobernadora de la provincia dijo que nos fundíamos porque las pequeñas y medianas empresas no éramos competitivas”.

La herencia

“Las pymes llegamos a 2020 después de transitar una guerra de 4 años contra políticas anti productivas que saquearon el capital y la producción nacional”

“Con Macri quebraron 25 mil pymes, y las que lograron sobrevivir quedaron con la soga al cuello”

“En la jerga comercial se suele hablar del canuto, un mango extra para poder invertir o aguantar una crisis. Macri se llevó ese canuto. Los que no nos fundimos con el macrismo es porque tuvimos un canuto para aguantar. Hoy ese margen ya no existe”

“Yo se fabricar medias, no me podes venir y decir que -de un día para el otro- me convierta en fabricante de ventiladores de techo, como nos dijo una vez un funcionario del Ministerio de Producción: ´reconviértanse, cierren una parte de la fábrica y nosotros les vamos a dar plata para que paguen las indemnizaciones de los despidos y para que importen´. Ese fue el plan desde un principio”

“Durante cuatro años la producción y las familias estuvieron al servicio de las energéticas y la banca. Ganaron mucho dinero, y por eso hoy da bronca que los bancos te den mil vueltas para otorgarte un crédito al 24%”

“Creo que la administración de Alberto Fernández mostró tener idea de hacia dónde había que ir, pero son cambios que llevan tiempo”

La pandemia

“La segunda guerra la estamos dando ahora, contra una pandemia que escapa al control a la administración pública de cualquier gobierno y que agudizó la problemática heredada de Cambiemos. Aún frente a una situación tan difícil y excepcional como esta, la actitud del Estado es totalmente distinta a la del saqueo macrista”

“La ansiedad del empresario pyme es lógica: hubo problemas y fallas por parte del Gobierno en la implementación de herramientas para auxiliar a las empresas. Pero cuando vez las noticias en todo el mundo, ahí terminas tomando noción del nivel de crisis y emergencia a nivel global”

Los desafíos

“Impulsar el sector productivo es resolver lo social en Argentina”

“Estamos todos en el mismo bote. Las organizaciones sociales y gremiales son mis aliados, no mis enemigos. Cuando me siento un 1º de mayo junto a los dirigentes de las organizaciones es porque entiendo que esa gente, además de conciudadanos, tendrían que ser mis clientes. Pero para que puedan comprar las medias que yo fabrico, tienen que tener trabajo y cobrar un salario digno. Es una cuestión de sentido común”

“Los que señalan como `planeros´ a quienes están sin laburo formal y se organizan en los territorios son los mismos que nos dicen a las pymes que no somos competitivas. Poner y sacar etiquetas es muy fácil. Por ejemplo, la ex gobernadora de la provincia dijo que nos fundíamos porque las pequeñas y medianas empresas no éramos competitivas”

“Es un tiempo para bajar las pasiones y escuchar a trabajadores, empresarios, organizaciones sociales y políticas. Hay que dialogar y usar la cabeza. No queda otra”

 

También te puede interesar: “Sin la asistencia del Estado las pymes van a quebrar”

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas


Notice: Undefined index: cat in /var/www/clients/client1/web6/web/wp-content/plugins/categorized-tag-cloud/categorized-tag-cloud.php on line 37