Redacción Canal Abierto | “Hernán Lombardi y los directores y jerárquicos de Télam pusieron en marcha una Télam trucha de noticias escritas desde un living y sin estar en los lugares de los hechos”, denuncian los delegados de la comisión interna de Télam a través de un comunicado bajo el título: “El directorio confiesa a los abonados que envía basura informativa”.

No sólo la declaración de los trabajadores contradice el intento oficial por ningunear la protesta, la propia web “trucha” refleja titulares demasiado similares a los portales nacionales cercanos al Gobierno e incluso coberturas a destiempo. Un ejemplo fue la crónica sobre el partido de anoche entre Boca y Cruzeiro que salió recién esta mañana, casi 10 horas después de terminado el partido.


El Directorio de Télam preparó un comunicado oficial dirigido a sus abonados (medios) y les aseguró que habrá una bonificación total “hasta que el servicio sea re-establecido por completo”. El título del comunicado, “Normalización del servicio de Télam” contradice de plano el contenido del texto que abajo le sigue.

«En medio del paro por tiempo indeterminado y de la ocupación ilegal de los edificios, más de la mitad de la redacción volvió a trabajar para actualizar el portal web y la cablera», anunciaron. “La actualización del portal web y del servicio de cables es limitada por las medidas de fuerza”.

El esfuerzo gubernamental por invisibilizar el conflicto que vive la agencia estatal viene de la mano de los siempre medios amigos de Cambiemos, como bien refleja un titular de nota sin firma en el matutino Clarín: “Tras el conflicto por los despidos, la agencia de noticias Télam vuelve a funcionar”.

Crónica de un conflicto

Hace casi dos meses, el 26 de junio, las autoridades de la agencia oficial de noticias anunciaron los 357 despidos, es decir el 40% de los trabajadores. Desde entonces, la mayoría de los puestos jerárquicos no volvieron a pisar la sede de la agencia.

Con el feroz recorte, quedaron secciones enteras sin trabajadores y dejaron desiertas las corresponsalías en varias provincias.

La excusa oficial ha variado dependiendo del funcionario entrevistado. En todos los casos, sin embargo, las declaraciones fueron poco felices y oscilaron entre acusar a los despedidos de malos profesionales o sostener que practicaban militancias partidarias opuestas a la gestión.

Desde entonces, los trabajadores vienen protagonizando una lucha por la reincorporación del total de los cesanteados y contra el vaciamiento de la agencia. El conflicto incluyó el cese de actividades, la permanencia pacífica en el edificio, masivas movilizaciones, campañas de difusión y actividades artísticas e incluso distintas vías judiciales.

A la falta de argumentos y predisposición para el diálogo del Gobierno, esta semana se sumó un intento de amedrentamiento: los trabajadores, al momento de ingresar a la agencia, se encontraron con un nutrido grupo de agentes de seguridad en las puertas de la sede estatal. Sin identificación y en actitud desafiante, los matones buscaron impedir el ingreso.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas