Redacción Canal Abierto | Luego del anuncio presidencial sobre Vicentin, los poderes concentrados de la Argentina salieron con los tapones de punta a y todo su arsenal mediático a instalar la falsa idea de una “chavización” del gobierno de Alberto Fernández.

No caben dudas de que la consigna tuvo cierto éxito, en particular sobre sectores de clase media que hicieron propia la tan potente como absurda idea del “hoy vienen por Vicentin, mañana por mi departamento”. La jornada del 20 de junio dio cuenta de su efecto, con movilizaciones y consignas que fueron desde el rechazo a la cuarentena y la conspiranóica teoría del “nuevo orden mundial”, hasta la defensa de la propiedad privada.

“Marchar contra el comunismo en esta Argentina es como movilizar contra una invasión extraterrestre”, opina con tono irónico el productor agropecuario y ex director de Federación Agraria, Pedro Peretti. “Una vez escuché una definición del “Flaco” (César Luis) Menotti que me quedó grabada y es muy atinada para esta cuestión: `los boludos son como las hormigas, son muchos y están en todo el mundo´. Y la Argentina está llena de hormigas”.

También te puede interesar: “El que ha violentado la seguridad jurídica es Vicentin”

Lo cierto es que la investigación que en enero impulsaron las autoridades del Banco Nación sobre Vicentin desnudó una trama secreta de fraudes que hoy por hoy debilita -y en algunos casos, fulmina- las finanzas de 2.638 productores, acopiadores, corredores, bancos, empresas competidoras, de servicios varios y organismos del Estado.

“La palabra desfalco queda chica para calificar lo que hicieron, una verdadera estafa para con los 1895 productores agropecuarios que tienen acreencias por 25.657 millones de pesos, más un numero importante de cooperativas, proveedores de servicios y trabajadores que todavía no cobran sus sueldos”, explica Peretti en esta entrevista con Canal Abierto.

Además de los grandes diarios argentinos y la conducción de Juntos por el Cambio, la entente de corte liberal en defensa de Vicentin cosechó el esperable apoyo del Poder Judicial. El primer contra ataque tuvo lugar el pasado 19 de junio, cuando el juez Civil y Comercial de Reconquista Fabián Lorenzini (el mismo que está a cargo del concurso preventivo de Vicentin SAIC) resolvió reponer al frente de la conducción de Vicentin al Directorio encabezado por Sergio Nardelli. El magistrado, no obstante, prefirió ser cauto a la hora de tomar posición respecto del pedido de inconstitucionalidad de la anunciada intervención.

La última novedad judicial, hace tan sólo unas horas, fue la negativa de Lorenzini a avanzar con la propuesta de intervención “ligth” presentada por el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, dejando así el manejo de la empresa en manos de los mismos que la llevó a este desastre.

También te puede interesar: “Vicentin siempre vivió del Estado”

“El juez busca dilatar la intervención para que los Vicentin borren sus huellas de la escena del crimen”, señala Peretti, integrante también del Movimiento Arraigo. “El mercado de granos es el rubro comercial más oscuro y menos transparente que hay en la actividad económica de la Argentina y el mundo. Es una actividad acostumbrada a operar en los márgenes de la ley porque los precios de transferencias de granos son subponderados, el 60 o 70% del comercio siempre es intra firma -Cargill Argentina le vende a Cargill Uruguay, que a su vez le vende a su filial en otro país de Europa-, entre otras maniobras. Vicentin es un ejemplo de estas irregularidades, por eso era tan importante intervenir rápidamente la empresa, para hacerse de la información sobre el mercado en negro de cereales”.

La importancia de una Vicentin estatal

“Argentina necesita tener una empresa testigo en materia de comercio exterior de granos. No significa que el Estado va a regular el comercio ni ponerle precio al cereal, sino tener una empresa testigo que sirva de parámetro para el cobro de impuestos a las cerealeras”.

“Sea por evasión, elusión, sobrefacturación, subfacturación, contrabando o blaqueo, el Estado argentino pierde recaudar miles de millones de pesos necesarios para mejorar la salud y la educación pública”.

Un modelo para Vicentin 

“Para mí había que avanzar con la estrategia planteada por el Presidente, intervención con expropiación. Y en el proceso, que la Justicia investigue y determine las responsabilidades”.

“Alberto Fernández no archivó su plan, pero con buen tino dejó que Perotti ponga sobre la mesa su estrategia, pero las últimas decisiones del juez fueron un golpe duro para el gobernador de Santa Fe. Hoy creo que hay que re plantear la situación”.

También te puede interesar: El tendal de “muertos” y algunos “vivos” detrás del Caso Vicentin

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas